Científicos prueban en ratones vacuna de una sola dosis que brinda protección contra todas las variantes

·2  min de lectura

UN GRUPO de científicos desarrolla una vacuna multivalente de nanopartículas de dominio de unión a receptores de espiga SARS-CoV-2 (RBD-NP) que ha protegido a ratones del virus SARS-CoV-2 después de una sola inmunización, “lo que indica una posible estrategia de ahorro de dosis”, indica el estudio.

La vacuna compuesta de nanopartículas (receptor-binding domain nanoparticle vaccine, RBD-NP por sus siglas) brinda protección contra las variantes del virus SARS-CoV-2 y otros sarbecovirus (SARS).

El estudio indica que se analizaron tres grupos de ratones, ocho de ellos recibieron una sola dosis, ocho roedores más recibieron las dos vacunas de RBD-NP, y seis animales permanecieron no vacunados.

El resultado arrojó que ninguno de los ratones vacunados con una o dos dosis fue dañado tras la exposición al SARS-CoV-2 MA10 “Estos resultados indican que una o dos inmunizaciones con vacuna de RBD-NP da como resultado la protección contra la enfermedad inducida por SARS-CoV-2 MA10”, explica el estudio.

No te pierdas: Vacunas vía intranasal, un nuevo método para combatir el covid-19

Los anticuerpos policlonales provocados por ambas vacunas son igualmente resistentes a muchas sustituciones de residuos de RBD probadas, indican los expertos.

“Este estudio proporciona una prueba de principio de que los RBD-NP multivalentes del sarbecovirus inducen protección heterotípica y motivan el avance de vacunas contra el sarbecovirus tan ampliamente protectoras a la clínica”.

En tanto, en el mundo hay decenas de tratamientos y vacunas en desarrollo, una de ellas también es la vacuna vía intranasal contra el covid-19, que ya se visualiza como un método prometedor, aunque aún por confirmar entre los humanos.

Durante el último año, el equipo de investigación BioMAP de la UMR INRAE-Universidad de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública de Tours, Francia, está comprometido y ha acelerado el desarrollo de una vacuna nasal contra el virus SARS-CoV-2, cuyo objetivo es diseñar una vacuna candidata basada en proteínas virales administradas nasalmente.

“Las pruebas de laboratorio preclínicas demuestran la efectividad de la vacuna candidata después de dos vacunas nasales espaciadas con tres semanas de diferencia, tanto en términos de respuesta inmune como de neutralización temprana del virus original y sus variantes, bloqueando cualquier riesgo de contaminación por un individuo vacunado. “Estos resultados muy positivos permitirán que la fase de desarrollo y producción de los lotes de vacunas comience en el otoño de 2021 con vistas a una transición a la fase clínica en 2022, para su comercialización en 2023”, informa el documento publicado en Cell Press. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.