CIBanco: 10 años de ser el primer banco verde de México

En marzo de 2012 CIBanco se convirtió en el primer banco mexicano en suscribir los Principios de Ecuador. Se trata de lineamientos de financiamiento que contemplan prácticas ambientales y sociales responsables. Con ello, la institución incorporó la sustentabilidad en su plan de negocios y misión.

De esta forma, CIBanco busca ser líder en el sector de servicios financieros, privilegiando la sustentabilidad como eje de negocio. Una de las acciones para ello fue crear un Comité de Sustentabilidad conformado por expertos en el tema. Entre los miembros destacan Gustavo Alanís, presidente del Centro Mexicano de Derechos Ambientes; Françoise Lavertu, exdirectora general de Tesla México y cofundadora de South View Studio, y Rodrigo Villar emprendedor social y socio fundador de New Ventures.

El reporte de sustentabilidad de 2021 de CIBanco destaca medidas para reducir su huella de carbono y el beneficio ambiental de productos como CIAuto Verde. También hace mención de acciones de impacto como el suministro de energía eléctrica sustentable, a través de un acuerdo de compra de energía limpia. Asimismo, informa de la instalación de sistemas de autoabasto con paneles solares.

Jorge Rangel de Alba, presidente del Consejo de Administración de CIBanco, comenta que la institución asumió el compromiso de impulsar una cultura verde.

“Hemos innovado en productos sustentables que premian económicamente a nuestros clientes con ahorro de energía en sus hogares con menores tasas de interés. Mantener este liderazgo en México, como el primer banco verde de nuestro país, exige más y mayor innovación de nosotros”, afirma.

CIBanco
“Debemos evolucionar para responder a las expectativas que tienen nuestros clientes, empleados y sociedad”. (Ilustración: especial)

COMPROMISO CON LA SUSTENTABILIDAD

En entrevista, Gustavo Alanís sostiene que uno de los principales logros de CIBanco ha sido asumir el compromiso de ser un banco verde y predicar con el ejemplo. Cita la implementación del paperless en los estados de cuenta y la instalación de paneles solares en sus instalaciones y sucursales como reflejo de este compromiso con la sustentabilidad.

Françoise Lavertu añade por su parte la estrategia comercial de CIBanco como un diferenciador y el pilar de la iniciativa de sostenibilidad del banco. “Es el marco sobre el que se diseñan sus productos financieros y el molde para comportarse ante sus clientes y la industria. Se apuesta por un consumo consciente y sostenible, enfocado en un uso adecuado de energías renovables”.

En tato, Rodrigo Villar indica que el principal logro de CIBanco es tener el respaldo de sus accionistas para convertirse en el primer banco verde de México. “Este gran acierto se ve reflejado no solamente en los productos del banco, sino también en toda la gestión interna y en la cultura organizacional”, dice.

Al hacer referencia a las ventajas competitivas de CIBanco, Alanís menciona el compromiso de impulsar una mayor cultura sustentable. “Una de las mayores oportunidades al otorgar créditos es reafirmar como condición sine qua non que los proyectos a financiar cumplan con criterios ambientales. A través de ello se pueda asegurar que estos son o serán ambientalmente amigables y que no causarán daños, afectaciones o desequilibrios ambientales”, declara.

El especialista añade que se puede considerar premiar con tasas preferenciales a empresas que tengan una estrategia con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG). Esto les permitirá a las empresas seguir generando valor económico y reducir sus impactos en el medioambiente.

Lavertu opina que las mayores oportunidades para las finanzas sostenibles están en el bienestar financiero a través de educación y acceso justo al crédito.

“En México hay una enorme oportunidad para apoyar a las familias y en particular a las mujeres a desarrollar independencia financiera”, sostiene.

En tanto, Villar aseguró que la demanda de productos verdes cada día es más grande. “Se estima que en el mundo hay más de 30 trillones de dólares de activos gestionados clasificados como ASG. Esta demanda seguirá creciendo, y serán favorecidas aquellas instituciones financieras que cumplan con normativas, transparencia y medición de impacto”.

CIBanco
El reporte de sustentabilidad de 2021 de CIBanco destaca medidas para reducir su huella de carbono y el beneficio ambiental de productos como CIAuto Verde. (Ilustración: especial)

CIBANCO Y EL FUTURO

Los tres consejeros de CIBanco anticipan que cada vez más sectores de la economía adoptarán prácticas más ambiciosas y rigurosas de sustentabilidad.

Para Alanís, sectores como transporte, minería, energía y manejo de residuos sólidos y peligrosos necesitan un mayor compromiso con las finanzas verdes. Lavertu afirma que las dos industrias con mayor generación de emisiones contaminantes son el transporte y el sector inmobiliario.

“Si pudiéramos ofrecer financiamiento verde para mitigar los costos de la modernización y mejora de la infraestructura, aumentaría la adopción de soluciones energéticas con menor impacto ambiental”, estima.

Finalmente, Villar advierte un movimiento hacia las finanzas verdes en todos los sectores. “Definitivamente, la pérdida de la biodiversidad y el combate al cambio climático necesitan un mayor compromiso debido al deterioro y la gran presión que existe”.

Por ello Rangel de Alba afirma que la sustentabilidad no debe ser opcional. Para el presidente del Consejo de Administración de CIBanco, todas las empresas tienen la obligación de contribuir a la conservación y el cuidado del medioambiente.

“El mundo se transforma y nuestra forma de relacionarnos con él, también. Debemos evolucionar para responder a las expectativas que tienen nuestros clientes, empleados y sociedad sobre nuestro desempeño, y así afrontar los retos que implica ser un banco sustentable en medio de la transformación digital del sector. Además, hacer frente a la nueva normalidad que impuso el covid-19, la reactivación económica de los mercados y nuestro compromiso con el desarrollo de nuestros más de 63,000 clientes, 3,000 empleados y 4,000 proveedores”, concluye. N