Christopher, el "niño lobo" venezolano

Christopher Chiu Marcano, es un niño de seis años de edad que nació con una extraña condición conocida como hipertricosis lanuginosa, síndrome de Ambras o síndrome de hombre lobo. Su cuerpo presenta un exceso de vellos, exceptuando la palma de sus manos y la planta de los pies. En Venezuela es el único caso conocido, en el mundo existen entre 80 y 100 casos similares.

Christopher juega mientras se realiza la entrevista |  Johanny Mujica

Lizmar Marcano, madre de Christopher dice que su control prenatal transcurrió normal, fue el día de su nacimiento cuando notaron algo extraño. El niño nació con exceso de vello en todo su cuerpo. Transcurrido un mes, los vellos seguían ahí. Sus padres comenzaron a preocuparse porque algo no estaba bien. El pequeño fue examinado por distintos especialistas, entre ellos, pediatras, dermatólogos, endocrinos; ellos decían que todo estaba bien.

A los 4 meses de nacido fue evaluado por un genetista, quien indicó que presentaba una alteración genética, la cual causó la hipertricosis. “Christopher tiene cinco años y todavía estamos en ese proceso de saber qué produjo, por qué hubo esta alteración, porque la hay… hay una alteración donde todavía no tenemos una respuesta”, dice la madre.

Christopher junto con su hermana y familia |  Johanny Mujica

Su vida transcurre como la de un niño normal. Corre, juega, va al colegio y realiza actividades complementarias como Kung Fu, permitiendo su desarrollo como cualquiera de su edad, a pesar de ser, por su condición, el centro de atención en los lugares que visita. Comentarios inoportunos van y vienen. La ayuda psicológica ha sido fundamental para Christopher y su familia, de esa manera han podido sobrellevar esta situación, permitiéndoles insertar al niño en una sociedad que juzga y señala sin contemplación.

“Mamá por qué me miran… mamá no me gusta que la gente me siga”, son algunos de los comentarios que hace el niño a sus padres a su corta edad. Ellos le explican que todas las personas son diferentes, para que así intente entender y aceptar su condición.

Los padres de Christopher se han visto en la necesidad de crear una fundación llamada Fundación Niño Lobo, con la intención de dar a conocer el caso de su hijo y ayudar a todas aquellas familias con niños que presentan enfermedades raras, poco conocidas y así promover la aceptación en la sociedad y el no bullying, sobre todo en los colegios, donde los niños son más propensos a ser rechazados.

La historia de ‘El Niño Lobo’ de Venezuela |  Johanny Mujica

De esta manera, la familia Chiu Marcano sigue tocando puertas, buscando la ayuda de especialistas que permitan encontrar el origen del síndrome, cómo evitar que la descendencia de Christopher la padezca y de igual forma, que más adelante puedan encontrar algún tratamiento que lo ayude a evitar crecer o desaparecer el exceso de vello en su cuerpo.