Chocho, un marchista que a la vez entrena campeones

·2  min de lectura
MUNDIAL ECUADOR-CHOCHO (AP)
MUNDIAL ECUADOR-CHOCHO (AP)

Los dos ecuatorianos marchaban codo a codo, cuando restaban unos 10 de los 35 kilómetros de la competición del domingo. Pero sólo uno de ellos estaba peleando en realidad la medalla.

El otro había sido alcanzado en el circuito, y se ubicaba una vuelta detrás de los líderes. Pese al agotamiento y a la diferencia de edades, Andrés Chocho apretó el paso y trató de seguir aunque fuera unos metros al lado de su compatriota Daniel Pintado.

Comenzó a dictarle instrucciones, le dio unas palmadas en la espalda y le deseó buena suerte.

Chocho, de 38 años, dejó de ser en ese momento un marchista más para desempeñarse como entrenador, una labor en la que ahora está brillando más.

Pese a un esfuerzo sobrehumano, Pintado no alcanzó medalla. El marchista de 26 años se fundió al final y quedó cuarto.

“Ahora lo que importa es tratar de recuperarle anímicamente, físicamente”, consideró Chocho, su entrenador, quien se ubicó en el 24to puesto, pero se va satisfecho de Eugene, Oregon. Su discípula más avanzada, la peruana Kimberly García fue protagonista del Mundial, con dos preseas de oro, una en los 20 y otra en los 35 kilómetros.

Y él es ahora una figura de la que se habla en toda la marcha latinoamericana.

"Para mí es uno de los mejores entrenadores que hay, por no decir el mejor”, manifestó García tras darle a Perú su primera medalla en un Mundial de atletismo y repetir la proeza con un oro días después.

Nacido en Cuenca, Chocho ha desarrollado ahí toda una escuela de marchistas, a 2.550 metros sobre el nivel del mar y en plena cuna de Jefferson Pérez, el legendario campeón olímpico en Atlanta 1996 y medalla de plata en Beijing 2008. Además de García y Pintado, está bajo sus órdenes el peruano César Augusto Rodríguez, quien se colocó en el 16to, luego de marchar también un buen rato en el grupo puntero.

“Es un entrenador magnífico, yo creo que poco a poco estamos mejorando, cada vez más en la senda para ser los mejores del mundo”, valoró Rodríguez. “También a mí trató de ayudarme con sus indicaciones durante la carrera cuando lo alcancé, porque somos un equipo”.

Chocho fue monarca en los Juegos Panamericanos de 2015 en Toronto y tercero en el campeonato de marcha del orbe, efectuado un año después. Pero advierte con obtener incluso mejores réditos como entrenador.

“El trabajo de tantos años nos ha llevado a obtener algunos resultados, pero tenemos que seguir trabajando”, afirmó. “Esto me deja muy contento y motivado”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.