China envía una misión tripulada a su nueva estación y logra otro hito espacial

·3  min de lectura
El comandante de la misión, Nie Haisheng, quien ya efectuó dos vuelos espaciales, subrayó la dimensión patriótica de esta operación
Agencia AFP

JIUQUAN.- China lanzó con éxito a tres astronautas al espacio el jueves, lo que coloca al país a un paso de completar la construcción de su próxima estación espacial. En el marco de la misión más extensa hasta el momento, los primeros tripulantes chinos llegaron a la nueva base en medio de un contexto de plena rivalidad tecnológica con Estados Unidos.

Es la primera misión espacial tripulada china desde hace cinco años y sus integrantes permanecerán en órbita tres meses. En medio de un escenario de tensiones con Occidente, el resultado de esta misión es una cuestión de prestigio para Pekín, que se prepara para celebrar el centenario del Partido Comunista Chino (PCCh) el 1 de julio.

De vacas a departamentos: los llamativos premios en Asia para que la gente se vacune contra el Covid

Este jueves por la tarde, la agencia espacial del gigante asiático anunció que la nave Shenzhou-12 se había acoplado con “éxito” a la estación Tiangong (“Palacio celestial”).

Siete horas antes, el cohete Larga Marcha-2F despegó con los tres tripulantes a las 09H22 horas locales (01H22 GMT), desde el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el desierto de Gobi en el noroeste de China. La televisión estatal CCTV transmitió en vivo desde el interior de la nave, donde los ocupantes levantaron las viseras de sus cascos para mostrar sus rostros sonrientes.

new Tiangong space station after blasting off from the Gobi desert.(GREG BAKER / AFP)
Agencia AFP


new Tiangong space station after blasting off from the Gobi desert.(GREG BAKER / AFP) (Agencia AFP/)

”Los paneles solares se desplegaron normalmente y podemos decir que el lanzamiento fue un éxito”, dijo Zhang Zhifen, director del centro de lanzamiento de Jiquan. El jueves a la noche, la televisión transmitió el ingreso en el primero de los modulos en órbita de la estación Palacio Celestial.

El comandante de la misión es Nie Haisheng, un condecorado piloto del Ejército de Liberación Popular, quien ha estado en dos misiones espaciales. Sus dos compañeros también son militares. El trío realizó más de 6000 horas de entrenamiento para acostumbrarse a las salidas en la ingravidez.

“Los desafíos no estarán ausentes. Por esta razón, hemos realizado una formación integral y sistemática “, dijo Liu el miércoles, según reseña el diario The Guardian. “No importa cuán alto sea el riesgo, creo firmemente que con el apoyo de profesionales y la cooperación entre los tres… completaremos cada misión”.

Vida espacial

Una vez terminada, la estación “Palacio celestial” tendrá unas dimensiones parecidas a la antigua instalación soviética Mir (1986-2001) y se espera que tenga una vida útil de al menos 10 años, según la agencia espacial china.

La misión Shenzhou-12 constituye el tercer lanzamiento de los 11 que serán necesarios para la construcción de la estación, entre 2021 y 2022. Cuatro de esas misiones serán tripuladas. Además del módulo Tianhe, que ya está en órbita, los otros dos restantes -que serán laboratorios de biotecnología, medicina y astronomía- serán enviados al espacio el próximo año.

Astronautas Nie Haisheng (centro), Liu Boming (derecha) and Tang Hongbo, el primer equipo chino que trabajará en su primera estación espacial
Agencia AFP


Astronautas Nie Haisheng (centro), Liu Boming (derecha) and Tang Hongbo, el primer equipo chino que trabajará en su primera estación espacial (Agencia AFP/)

En Tianhe los tripulantes se dedicarán a labores de mantenimiento, instalaciones, salidas al espacio, preparación de futuras misiones y de próximas estadías. El módulo tiene un espacio para cada uno de ellos, equipo para ejercicios y un centro de comunicación con el control terrestre.

Los tres militares podrán elegir entre 120 alimentos en las comidas y entrenarse en una cinta móvil para mantenerse en forma.

Un fármaco contra la artritis da buenos resultados para combatir el Covid grave

El interés chino de tener su propia base humana en la órbita terrestre fue impulsado por la negativa estadounidense de darle acceso a la Estación Espacial Internacional (ISS). Esta última -una colaboración entre Estados Unidos, Rusia, Canadá, Europa y Japón-, debe ser retirada en 2024, aunque la NASA dice que potencialmente podría seguir en funciones más allá de 2028.

”Estamos dispuestos a colaborar con todo país que se comprometa con el uso pacífico del espacio”, declaró a la prensa un alto funcionario de la Agencia China de Vuelos Tripulados (CMSA), Ji Qiming.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.