Anuncios

China confirma condena de empresario británico por cargos de espionaje en 2022

En esta imagen de archivo, banderas de Reino Unido y China ante la Puerta de Tiananmen, en Beijing, China, el 17 de enero de 2008. (AP Foto/Andy Wong, archivo)

BEIJING (AP) — Beijing confirmó el viernes que un empresario británico instalado en China fue condenado en 2022 a cinco años de prisión por un delito de espionaje.

Ian J. Stones fue hallado culpable de proporcionar inteligencia a “fuerzas externas”, dijo el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, tras una pregunta sobre el caso durante su conferencia de prensa diaria, pero no ofreció más detalles.

Los gobiernos de Reino Unido y Estados Unidos han advertido del riesgo de detención por las leyes de seguridad nacional del país. Un empleado de una farmacéutica japonesa fue arrestado el año pasado por presunto espionaje. La nueva versión de la ley, que entró en vigor el 1 de julio de 2023, ha aumentado la preocupación por operar en China.

El caso de Stones no se había hecho público hasta que fue reportado por The Wall Street Journal el jueves. El empresario ronda los 70 años y trabaja en China desde hace unos 40 años, primero para empresas como General Motors y Pfizer, hasta que abrió su propia consultoría, Navisino Partners, hace unos 15 años, añadió el WSJ.

El año pasado, las empresas y los gobiernos internacionales pidieron más claridad acerca de lo que pueden hacer las compañías de fuera bajo la conocida como ley antiespionaje. En especial preocupan las restricciones en la transferencia de datos a terceros y qué datos considera la ley que están relacionados con la seguridad nacional.

Los cateos en las oficinas de tres empresas extranjeras, dos consultoras y una auditora han aumentado el nerviosismo en la comunidad empresarial.

El gobierno británico advierte sobre el riesgo de detenciones arbitrarias en China y el amplio alcance de la ley de seguridad nacional.

“Una persona puede ser arrestada sin haber tenido la intención de infringir la ley”, indica en su consejo de viaje al extranjero para el país.

El aviso de viaje de Estados Unidos subraya que las autoridades chinas “parecen tener amplia discreción para considerar una extensa gama de documentos, datos, estadísticas o materiales como secretos de Estado y para detener y procesar a ciudadanos extranjeros por presunto espionaje”.

Señala que entre los extranjeros que han sido detenidos por presuntas violaciones de la ley de seguridad nacional se incluyen empresarios, exfuncionarios gubernamentales, académicos, periodistas y familiares de chinos involucrados en disputas legales.

Stones apeló su condena pero un tribunal ratificó el fallo original en septiembre, explicó el portavoz.

El caso se trató “de acuerdo con la ley, garantizando los derechos e intereses legítimos de China y de las partes extranjeras implicadas”, dijo Wang.