China da la bienvenida a casa a ejecutiva de Huawei, Trudeau recibe a canadienses liberados

·2  min de lectura
Varias personas esperan con una pancarta de bienvenida la llegada procedente de Canadá de la presidenta financiera de Huawei Technologies, Meng Wanzhou, en el aeropuerto internacional Shenzhen Baoan de Shenzhen, China.

Por David Kirton y David Stanway

SHENZHEN, China, 25 sep (Reuters) -La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, llegó a China el sábado y puso fin a su lucha de casi tres años con Estados Unidos por su extradición, el mismo día en que dos canadienses detenidos por Pekín durante más de 1.000 días regresaron a casa, lo que podría allanar el camino para mejorar los lazos entre China y los dos países occidentales.

A Meng, hija del fundador de Huawei Technologies, Ren Zhengfei, se le permitió volver a casa después de que se llegó a un acuerdo con los fiscales estadounidenses para poner fin al caso de fraude en su contra, calificados como infundados por Pekín.

Dos canadienses detenidos por las autoridades chinas pocos días después del arresto de Meng, Michael Kovrig y Michael Spavor, fueron recibidos en la pista de aterrizaje por el primer ministro canadiense Justin Trudeau después de su llegada en Calgary.

"Han demostrado una fuerza, resistencia y perseverancia increíbles", dijo Trudeau en una publicación de Twitter con fotos de él dándoles la bienvenida a casa. "Sepan que los canadienses continuarán estando aquí para ustedes, tal como lo han estado".

En la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, Meng lució un vestido patriótico de color rojo cuando salió de un avión para ser recibida por sus simpatizantes.

"Por fin he vuelto a casa", dijo Meng según el diario Global Times respaldado por el gobernante Partido Comunista. "La espera en un país extranjero estuvo llena de sufrimiento. Me quedé sin palabras en el momento en que mis pies tocaron suelo chino".

Los medios estatales chinos le dieron la bienvenida a Meng, pero guardaron silencio sobre Kovrig y Spavor, quienes fueron liberados horas después de Meng el viernes.

El largo caso de extradición ha sido una fuente importante de desacuerdo entre Pekín y Washington, y los funcionarios chinos habían indicado que el caso debía abandonarse para ayudar a poner fin al estancamiento diplomático.

El acuerdo también abre al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a las críticas de los halcones de Washington, que argumentan que su administración está capitulando ante China y una de sus principales empresas en el centro de una rivalidad tecnológica global entre los dos países.

(Reporte de David Kirton en Shenzhen y David Stanway en Shanghái; reporte adicional de Yew Lun Tian en Pekín y Denny Thomas en Toronto; editado en español por Carlos Serrano y Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.