Chile reduce a 10 días la cuarentena obligatoria para infectados vacunados

·2  min de lectura

Santiago de Chile, 20 sep (EFE).- Las autoridades sanitarias de Chile anunciaron este lunes que las personas que se contagien de covid-19 y cuenten con la pauta completa de vacunación tendrán que cumplir una cuarentena obligatoria de 10 días, un día menos de lo establecido actualmente.

Para los contactos estrechos de pacientes covid-19 con las dosis de la vacuna, el periodo de aislamiento obligatorio pasará a partir del próximo 27 de septiembre de 11 a 7 días.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que las personas vacunadas "al tener menor carga viral, tienen menor riesgo de transmitir el virus" y aseguró que el cambio se basa en "la evidencia existente a nivel mundial, lo realizado en otros países como Reino Unido y recomendaciones de expertos".

Gracias a uno de los procesos de vacunación más ágiles del mundo, 13,3 de los 19 millones de habitantes de Chile ya cuentan con su esquema de vacunación completo, principalmente con el preparado de la china Sinovac y en menor medida con Pfizer, Astrazeneca y Cansino.

Además, Chile está en plena campaña para inocular con la tercera dosis a los mayores de 55 y enfermos crónicos, pese a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de esperar a que otros países accedan también a las soluciones.

La pandemia, que deja 1,64 millones de infectados totales y más de 37.300 muertos, está controlada desde agosto en Chile, aunque las autoridades aún mantienen el toque de queda a partir de medianoche y las fronteras cerradas para turistas hasta el 1 de octubre.

Las autoridades sanitarias informaron que este lunes se registraron 280 contagios y ocho fallecidos y que la tasa nacional de positividad -número de positivos de todos los PCR realizados- sigue en torno al 1 %.

"Lo que hemos logrado no puede quedar atrás. No queremos volver, queremos avanzar", enfatizó el ministro de Salud, Enrique Paris.

El mensaje del secretario de Estado se da luego de un fin de semana festivo en el que más de 334.000 vehículos dejaron la Región Metropolitana (RM) -que alberga la capital- hacia distintos puntos del país, hito que mantiene a las autoridades a la espera de cómo evoluciona el panorama epidemiológico tras las múltiples actividades de celebración.

"Llamamos al autocuidado antes de las Fiestas Patrias, e hicimos una campaña para testearse oportunamente y estamos usando todas las variables para evitar un rebrote", aseguró Paris.

Una de las regiones que preocupa es la norteña Arica y Parinacota, donde la mayoría de los nuevos casos detectados corresponden a la variante delta, de la que ya hay registrados más de 2.000 en todo el país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.