"Uno de los peores casos que había visto nunca": la intoxicación por silicona de Charlotte Flair al reventarle un implante

La 'wrestler' Charlotte Flair. Foto: Instagram @charlottewwe

Quizás más aún que en otras actividades, la imagen personal en el wrestling es especialmente importante. La lucha libre coreografiada que en España, tres décadas después de hacerse célebre en aquel programa de televisión, aún muchos conocen como “pressing catch” es, más que un deporte, un espectáculo con la única pretensión de proporcionar horas de entretenimiento a la audiencia. Esto requiere que los protagonistas (quienes, aparte de sus habilidades, técnicas y acrobacias viven de exhibirse ante los espectadores) necesiten no solo mantenerse en excelente forma física, sino también tener cuerpos atractivos o, por lo menos, llamativos.

De ahí que algunos, y algunas, de los participantes no duden en someterse a intervenciones para modificar su organismo. Un ejemplo es Charlotte Flair, de 34 años, hija del mítico luchador Ric Flair y también ella misma célebre por méritos propios. Como integrante de la plantilla de World Wrestling Entertainment (WWE) lleva al más alto nivel desde 2012 y entre sus logros más destacados se encuentra haberse proclamado campeona hasta en cinco ocasiones, más que ninguna otra rival, de la franquicia SmackDown.

Por eso, los aficionados se sorprendieron mucho en verano de 2018 cuando, de repente, desapareció de los rings durante casi dos meses. Un rumor sobre el posible motivo cobró mucha fuerza, pero nunca se había podido confirmar... hasta ahora, que lo ha dicho ella misma en una entrevista para TMZ. Charlotte tuvo que parar porque sufrió una intoxicación tras reventar uno de los implantes de su pecho.

“Imagínate. Tras una victoria que definía mi carrera, estaba en casa de mi hermano y me empecé a sentir tremendamente enferma”, cuenta la luchadora. “El doctor me dijo que la causa más probable era envenenamiento por silicona, y que la prótesis tenía fugas desde hacía tiempo. Era uno de los peores casos que había visto nunca”.

No se ha especificado si la rotura se originó por algún golpe recibido en el cuadrilátero o si simplemente se debía a defectos de fabricación. En cualquier caso, tras consultar con varios profesionales, Flair optó por volver a operarse, ya que era la alternativa que le permitiría “volver lo antes posible”. Afortunadamente la recuperación fue satisfactoria y pudo regresar pronto a los escenarios. En el mismo mes de agosto ya estaba de vuelta, consiguiendo una de sus victorias en el SummerSlam disputado en Brooklyn.

Ahora estará de nuevo un tiempo de baja porque va a pasar otra vez por el quirófano para retocarse el pecho. Pero no hay que preocuparse por posibles secuelas: “es una cirugía cosmética para arreglar un problema de otra operación anterior”, explica. No indica expresamente de qué se trata, pero sí informa de que el tiempo de recuperación será “más largo de lo que me gustaría” porque espera que la intervención a la que va a someterse “lo solucione de una vez por todas”.

La inactividad, sin embargo, no va a pasar factura a la fama de Charlotte. Ella misma ha anunciado que será una de las protagonistas del videojuego WWE 2K Battlegrounds, en el que se podrán simular peleas en la videoconsola manejando a los luchadores más célebres de la actualidad. Si tienes ganas de echar una partida tendrás que esperar, porque la fecha de lanzamiento prevista es el 18 de septiembre.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.