El Chapo tenía los mismos poderes que un presidente: López Obrador

Vincent Wood
·3  min de lectura
<p>López Obrador afirmó que el notorio capo del cartel de la droga Joaquín Guzmán, más conocido como “El Chapo”, ejerció el poder de un presidente hasta su más reciente encarcelamiento  </p> (EPA)

López Obrador afirmó que el notorio capo del cartel de la droga Joaquín Guzmán, más conocido como “El Chapo”, ejerció el poder de un presidente hasta su más reciente encarcelamiento

(EPA)

López Obrador afirmó que el notorio capo del cartel de la droga Joaquín Guzmán, más conocido como “El Chapo”, ejerció el poder de un presidente hasta su más reciente encarcelamiento.

En un discurso, Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo en diciembre del 2018 en una plataforma anticorrupción, celebró los esfuerzos de su administración para erradicar a aquellos en altos cargos que se encontraron bajo el control del letal cartel de Sinaloa de “El Chapo”.

"Hubo un tiempo en que Guzmán Loera era tan poderoso, o tenía la influencia, que tenía el presidente en ese momento", dijo a una audiencia en la sureña ciudad de Palenque. "Eso hizo que fuera difícil castigar a quienes habían cometido delitos. Eso ya es historia".

Estos comentarios se dieron un mes después del arresto de Genaro García Luna, un exfuncionario del gobierno mexicano responsable de la seguridad pública, que fue acusado en Estados Unidos de aceptar millones de dólares en sobornos del cartel de la droga de Sinaloa, una vez dirigido por Guzmán.

Sin embargo, su administración no llegó a investigar al ex presidente Felipe Calderón, quien dirigía el país en ese momento y fue acusado de aceptar un soborno de $100 millones del propio capo del cartel de Sinaloa en el juicio contra el Chapo en Estados Unidos en 2019.

La estrategia de "abrazos, no balazos" de López Obrador para combatir la violencia de los cárteles con reformas sociales e iniciativas para combatir la pobreza ayudó a elevarlo a la presidencia en 2018, ofreciendo un cambio de ritmo con respecto a sus dos predecesores que desplegaron soluciones de línea dura a la guerra contra el crimen en el país.

Sin embargo, su enfoque se ha visto afectado por la continua supremacía de los cárteles, con la fallida operación para aprehender al hijo de “El Chapo”, Ovidio Guzmán, quien fue liberado poco después de su arresto cuando cientos de hombres armados arrasaron el área alrededor de su base en Culiacán. como ejemplo de su política de no confrontación en acción.

Mientras tanto, el país siguió experimentando un aumento de la violencia durante el primer año de mandato de López Obrador, con más de 17.000 personas asesinadas en la primera mitad del año y 127 asesinadas solo el 1 de diciembre.

López Obrador reconoció en ese discurso que su gobierno tenía trabajo que hacer, particularmente para frenar la violencia desenfrenada, pero describió su campaña anticorrupción como un motivo de orgullo.

"Estamos purificando la vida pública para que haya autoridad moral", agregó.

Guzmán fue sentenciado el año pasado a cadena perpetua sin libertad condicional y trasladado a una instalación de alta seguridad en Colorado después de ser declarado culpable en un tribunal de Estados Unidos de contrabandear toneladas de drogas a Estados Unidos durante una carrera de décadas.

Su sentencia se produjo después de dos importantes escapadas de prisiones mexicanas de máxima seguridad, así como su esfuerzo de 15 años para evitar una persecución internacional después de huir de su celda en Jalisco en 2001.

Su segunda fuga en 2015 vio a “El Chapo” escapar de la prisión a través de un túnel de 1.5 km en el área de la ducha de su celda.

Información adicional de Reuters.

Relacionados

¿Quién es Emma Coronel Aispuro, esposa de ‘El Chapo’? La reina de belleza nacida en Estados Unidos acusada de tráfico de drogas

EE.UU. arresta a Emma Coronel, esposa de El Chapo, por tráfico de drogas

México cerrará la cárcel de la que se fugó el Chapo Guzmán en 2001