Anuncios

Chamanes y curanderos piden por la paz de cara a un "convulso" 2023 en Perú

Lima, 28 dic (EFE).- En el punto más alto de Lima, el cerro San Cristóbal, una decena de chamanes y curanderos peruanos realizaron este viernes un ritual para pedir por la paz y ofrecer sus predicciones acerca del "convulso" 2023 que acecha al país andino.

"En Perú va a haber una convulsión muy grande para el 2023, que está un poco difícil para que se pueda solucionar y se ve muchas muertes", asegura el hechicero y presidente de la Organización Internacional de Chamanes y Curanderos del Perú, Walter Alarcón, a EFE.

A este respecto, Walter, vestido con la ropa tradicional prehispánica y con una espada de metal en la mano, considera que el Gobierno de Boluarte no va a durar lo que ella se propone debido a "desacuerdos en el entorno del círculo donde está la presidenta" que, a su juicio, van a tener consecuencias "nefastas" para el país.

Del mismo modo, el maestro curandero del Amazonas Cleofé Sedano prevé un cambio político y "muchos conflictos" en Perú de cara a 2023, los cuales se calmarán con el paso de los meses, según dice a EFE.

Mientras el resto de miembros bendicen el año venidero con flores, incienso y chicha de jora (bebida peruana a base de maíz fermentado), el chamán Walter cuenta que la leyenda de 82 años del fútbol brasileño, "O Rei" Pelé, quien se encuentra en estado grave por un cáncer de colon, va a pasar "a un plano más espiritual".

"Vamos a encontrar muchas paces en la guerra que está habiendo con Ucrania y Rusia", explica Sedano, mientras saca de su bolso una boa constrictor que le acompaña en sus rituales para tener "más fuerza y energía" y así poder evitar cualquier obstáculo que enfrente.

Aún en el plano internacional, los dos hechiceros alertan de más desastres naturales en América del Norte, como la ola frío de hasta 40 grados bajo cero que azota el interior de Estados Unidos y que suma, al menos, 50 muertos.

Ante todas estas catástrofes atmosféricas, los chamanes piden mayor respeto para la "madre tierra" y conexión con la naturaleza para evitar nuevos desastres naturales.

"Que tengan siempre contacto con la naturaleza. El ser humano se está apartando mucho de la naturaleza y la naturaleza es sabia, nos cobra. Por eso todos los desastres y el calentamiento global vienen a causa de que el ser humano se aparta de la naturaleza y vive una vida más ficticia", recomienda Walter de cara a 2023.

Por su parte, Sedano, concluyó que la gente tenga en fin de año flores blancas para que haya paz, flores rojas para tener buena salud y flores amarillas para "la buena suerte y las buenas vibras" en la casa, el trabajo y el amor

(c) Agencia EFE