Anuncios

Cesan tormentas en California, pero sigue el riesgo de avalanchas de lodo

Una propiedad destruida por una avalancha de lodo durante una tormenta, el martes 6 de febrero de 2024, en el área de Beverly Glen de Los Ángeles, California. (AP Foto/Ethan Swope)

LOS ÁNGELES (AP) — Se espera que la tormenta que permaneció en el sur de California durante días, desatando aguaceros que provocaron cientos de aludes, abandone la región tras un chubasco final el jueves, pero las autoridades advirtieron de la continua amenaza de derrumbes en las colinas.

Una de las peores tormentas en la historia del sur de California causó al menos 475 avalanchas de lodo en el área de Los Ángeles tras descargar más de 30 centímetros (1 pie) de lluvia en algunas áreas, entre ellas, Hollywood Hills.

El clima comenzó a mejorar el martes, y se levantaron las órdenes de evacuación en las áreas proclives a inundaciones y derrumbes, entre ellas, un cañón del condado Los Ángeles que fue arrasado en 2022 por un incendio y quedó con poca o ninguna vegetación para mantener el suelo en su lugar.

Tras un pronóstico de fuertes lluvias para la tarde o la noche del miércoles que podría derramar varios centímetros más de lluvia, se esperaba que el sur de California comenzara a secarse el jueves en preparación para un fin de semana soleado.

Sin embargo, después de que una serie consecutiva de ríos atmosféricos azotó a California en menos de una semana, no se requiere mucha agua, lodo y rocas erosionadas para deslavar las frágiles laderas de las colinas, advirtieron expertos.

“El suelo está totalmente saturado y simplemente no puede alojar más agua”, aún si las lluvias son ligeras, señaló Tyler Kranz, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología.

Por fortuna, según se informa, los derrumbes no han provocado muertes.

La alcaldesa de Los Ángeles, Karen Bass, dijo que la ciudad va a ayudar a las personas a recuperarse de los daños causados por el clima. Las autoridades buscarán obtener fondos federales de emergencia para ayudar a las personas sin hogar a desalojar los albergues y auxiliar a los propietarios de las casas dañadas que se encuentran en las laderas, donde las compañías aseguradoras no cubren las pérdidas, dijo.

Sin embargo, llevará tiempo contar las casas dañadas, advirtió en una conferencia de prensa la tarde del martes.

“Las laderas están empapadas, y algunas de ellas aún se mueven”, dijo Bass. “Así que esperemos que no haya más casas dañadas, pero es muy pronto para decirlo”.

___

Watson informó desde San Diego; también contribuyeron Christopher Weber, John Antczak, Damian Dovarganes y Scott Sonner.