Cerraron los comicios en Bolivia y la oposición teme un fraude

Rubén Guillemí

LA PAZ.- La jornada electoral cerró hoy en Bolivia sin incidentes graves pero con la mayoría de los candidatos opositores expresando sus temores a un fraude en el procesamiento de los cómputos. Se prevé que en unas cuatro horas, a las 21 de la Argentina, se conocerán los resultados preliminares.

"No confío en la transparencia del proceso, el Tribunal Supremo Electoral nos ha demostrado que es un brazo operativo del gobierno, nuestra desconfianza es muy alta", dijo el centroizquierdista Carlos Mesa, expresidente (2003-2005) y principal candidato opositor.

De la misma forma se expresó el candidato de centroderecha y también expresidente Jorge Quiroga (2001-2002). "Este tribunal da asco. Son realmente sicarios de la democracia", señaló Quiroga. Y recordó que es el mismo tribunal que había dicho en 2016 que si el pueblo votaba en contra de la reelección en el referéndum, el gobierno actual no podrían ser candidato. "Y luego, al año siguiente lo inscriben al presidente como si no pasase nada. Yo no quiero que mi país se convierta en una 'madurolandia' a la venezolana", concluyó Quiroga.

Evo Morales, por su parte llegó caminado y sonriente a una escuela de la región del Chapare, en la zona central boliviana de Cochabamba. "Somos muy optimistas, tenemos mucha confianza, pero fundamentalmente confianza en la democracia", aseguró

En toda Bolivia no hay dudas de que después de 14 años en el poder Morales sigue siendo el líder más popular del país, y sin embargo, si no logra el 40% de los votos y una diferencia de más de diez puntos con Mesa, habrá una segunda vuelta el 15 de diciembre en la que la oposición podría reunirse para derrotarlo.

Los analistas, expertos y hasta los observadores internacionales ven con incertidumbre y temor lo que puede suceder si se confirman las sospechas de que el gobierno manipula hoy a su favor los resultados del comicio.

"Si hay indicios de fraude, puede haber un estallido social en varias regiones del interior. Hay mucha susceptibilidad en seis de los nueve departamentos, donde ya triunfó el no en el referéndum de 2016", explicó a LA NACION el analista político Jorge Dulón.

"Muchos dijeron que si hay sospechas de fraude, no reconocerán al nuevo gobierno de Evo", agregó Dulón.

El experto recordó los "cabildos abiertos" de las últimas semanas en que la población se reunió espontáneamente para advertir al oficialismo que respete el resultado de las urnas.

El observador internacional argentino en La Paz, Mario Metaza, parlamentario del Mercosur por el Frente para la Victoria, reconoció a la nacion que el propio Órgano Electoral Plurinacional (OEP) hizo una autocrítica sobre su labor.

Metaza se reunió anteayer con las autoridades de la OEP en un hotel de La Paz. "Al principio del encuentro hablaron de la falta de transparencia, credibilidad y confianza del organismo. Me llamó la atención esa autocrítica", dijo.