Anuncios

Más centros de FIV de Alabama suspenden tratamientos tras fallo judicial sobre embriones congelados

MONTGOMERY, Alabama, EE.UU. (AP) — Otros dos centros de fecundación in vitro de Alabama suspendieron el jueves parte de sus tratamientos después de que la Corte Suprema del estado dictaminara que los embriones congelados se consideran legalmente niños, por lo que algunos pacientes empezaron a hacer otros planes.

Las decisiones de Alabama Fertility Services y Mobile Infirmary se anunciaron un día después de que el sistema de salud de la Universidad de Alabama campus Birmingham dijera en un comunicado que pondría en pausa los tratamientos de FIV para poder evaluar si sus pacientes o médicos podrían enfrentar a cargos penales u otro tipo de sanciones.

Alabama Fertility Services indicó en un comunicado que ha “tomado la increíblemente difícil decisión de suspender nuevos tratamientos de FIV debido al riesgo legal para nuestra clínica y nuestros embriólogos”.

“Nos estamos poniendo en contacto con los pacientes que se verán afectados hoy para encontrar soluciones para ellos y estamos trabajando tan duro como podemos para alertar a nuestros legisladores en cuanto al impacto negativo de largo alcance de este fallo en las mujeres de Alabama”, dijo Alabama Fertility. “AFS no cerrará. Seguiremos luchando por nuestros pacientes y las familias de Alabama”.

Mobile Infirmary, un hospital del sistema Infirmary Health, decidió que el fallo de la Corte Suprema no dejaba al proveedor otra opción más que pausar los tratamientos, dijo en un comunicado el presidente y director general del sistema, Mark Nix.

“Comprendemos la carga que esto supone para las familias que desean traer un bebé al mundo y que no disponen de opciones alternativas para concebir”, declaró Nix.

Médicos y pacientes se han enfrentado esta semana a la consternación y el temor al intentar determinar qué pueden y qué no pueden hacer tras la sentencia de la Corte Suprema de Alabama, compuesta totalmente por jueces republicanos, que plantea interrogantes sobre el futuro de la FIV.

La decisión de Alabama Fertility Services hizo que Gabby Goidel, que estaba a días de una esperada extracción de óvulos, llamara a clínicas de todo el sur en busca de un lugar donde continuar con los cuidados de FIV.

“Me asusté. Empecé a llorar. Me sentía en un estado de limbo extremo. No tenían todas las respuestas. Obviamente, yo no tenía ninguna respuesta”, afirma Goidel.

La sentencia de Alabama se conoció el viernes, el mismo día en que Goidel comenzó una serie de inyecciones de 10 días antes de la extracción de óvulos, con la esperanza de quedar embarazada mediante FIV el mes que viene.

___

Los periodistas de The Associated Press Geoff Mulvihill y Laura Ungar contribuyeron desde Filadelfia y Louisville, Kentucky, respectivamente.