¿Qué causó la muerte de una enorme serpiente en lago de Indiana? La respuesta se encontró en su garganta

·2  min de lectura
Amber Conley./FACEBOOK

Las serpientes grandes tienen un apetito mayor. Prueba de ello es que una gigantesca serpiente que hace poco se encontró muerta en un lago de Indiana, tenía un pez “enorme” atorado en la garganta, según muestran las fotos que se tomaron.

Amber Conley y Brad Walton recorrían el Lago Brookville, ubicado a unas 76 millas al sureste del centro de Indianapolis, cuando hallaron la serpiente, dijo Conley en una publicación con fecha 22 de mayo que colgó en Facebook.

Bastaba solo con el tamaño de la serpiente para despertar la atención de ambos, pero aun más interesante era el pez que se halló atrapado en las fauces del reptil. El hallazgo no solo recuerda que la naturaleza no es siempre bella, sino que es también una aparente respuesta a lo que puede haber sido la causa de la muerte de la serpiente.

“Mientras navegábamos hoy, encontramos una serpiente que, al parecer murió asfixiada cuando trató de tragarse un pez enorme”, escribió Conley.

Aunque las serpientes son conocidas por tragarse animales más grandes que ellas mismas durante un proceso que dura horas, en ocasiones subestiman el tamaño y la fortaleza de la presa que tratan de engullir. Las consecuencias pueden ser fatales y absolutamente grotescas.

El pez “era enorme”, dijo Conley en un comentario sobre el hallazgo. “¡Le podría arrancar de una mordida el pie a cualquier persona!”.

Sin embargo, algunos visitantes de la publicación de Conley expresaron sus dudas de que una serpiente de tal tamaño pudiera morir asfixiada por el pez que intentaba tragarse. Algunos llegaron incluso a sugerir que la foto podría ser falsa o manipulada digitalmente mediante el photoshop.

Conley respondió, diciendo que todo era cierto, y que tanto la serpiente como el pez eran del tamaño que aparecen en las imágenes.

La mayoría de los usuarios dijeron estar fascinados, o perturbados por el descubrimiento de Conley y Walton.

“Tremenda serpiente”, dijo un visitante.

“Cancelé para siempre nadar en ese lago”, dijo otro.

Un comentarista dijo no tener miedo y que las serpientes no le iban a arruinar sus planes para el verano: “Detesto a las serpientes, pero aun así pienso pasar muy buenos días en ese lago todo el verano”.

Traducción de Jorge Posada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.