Caso de sarampión: síntomas y vacunación en niños y adultos según el calendario nacional

·4  min de lectura
Nuevos casos de sarampión
El sarampión afecta principalmente a los niños, pero también se desarrolla en adultos

Una niña de 2 años, residente en el partido de Vicente López y que había mantenido contacto con un familiar que regresó recientemente de un viaje por Europa y África, fue diagnosticada de sarampión, según confirmó anoche el Ministerio de Salud de la Nación.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán” determinó, a través de una prueba PCR, que se trataba de la enfermedad. La investigación epidemiológica del caso se había iniciado el 7 de julio con la notificación al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud de un caso de enfermedad febril exantemática, sospechoso de sarampión, por parte de un efector público de la provincia de Buenos Aires.

Ante esta situación vale recordar cuáles son los lineamientos vigentes según el Calendario Nacional de Vacunación. Según la reglamentación, los niños de entre 12 meses y 4 años deben acreditar una dosis de vacuna triple viral, que previene el sarampión, la rubéola y la parotiditis (o paperas).

Nuevas imágenes del cosmos Galaxias y estrellas moribundas: el análisis de las fotos que captó el telescopio Webb

Mientras que los mayores de 5 años, adolescentes y personas adultas nacidas después de 1965 “deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión aplicada después del año de vida (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión”. Por su parte, las personas nacidas antes de 1965 se consideran inmunes y no necesitan vacunarse.

También es necesario conocer los requisitos para residentes en la Argentina que viajen al exterior, principalmente a países con circulación viral de sarampión. Las condiciones son:

  • Niños de 6 a 11 meses de vida: deben recibir una dosis de vacuna doble viral o triple viral (dosis cero). Esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación de calendario.

  • Niños de 12 meses: deben recibir una dosis correspondiente al calendario.

  • Niños de 13 meses a 4 años inclusive: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna triple viral.

  • Mayores de 5 años, adolescentes y personas adultas: deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión (monovalente, doble o triple viral) aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión (serología IgG+ contra sarampión).

  • Las personas nacidas antes de 1965 son consideradas inmunes y no deben vacunarse.

  • Personas gestantes: se recomienda viajar si acreditan al menos dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión (doble o triple viral) aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión (serología IgG+ contra sarampión).

Síntomas

Los síntomas clínicos del sarampión son fiebre alta, manchas rojas en la piel, secreción nasal, conjuntivitis y tos. También puede provocar complicaciones respiratorias como neumonía, y neurológicas como meningoencefalitis. El sarampión no tiene tratamiento específico y es mortal en uno o dos casos cada 1000 personas que tienen la enfermedad. Para contrarrestar sus efectos, la única solución es la vacuna que se encuentra incorporada al calendario obligatorio y que, gracias a su acción farmacológica, en un período se logró la eliminación de la enfermedad en el país.

Los datos indican que el último caso endémico en Argentina se registró en el año 2000. Desde la eliminación de la enfermedad hasta el año 2018 se registraron un total de 43 casos importados y relacionados con esa importación.

“En el período 2000-2016 se registró una disminución en la incidencia de sarampión del 84% (de 853.479 a 132.490) y del 88% en la mortalidad asociada (de 145 a 18 casos por millón), seguida de un resurgimiento global durante 2017-2019 (aumento del 567%) y luego una aparente disminución en el año 2020 durante la pandemia: se estima que 22,3 millones de niños no recibieron la primera dosis de vacuna contra el sarampión y se deterioraron los sistemas de vigilancia. El incremento de la susceptibilidad de la población y la vigilancia subóptima presagian un riesgo elevado de transmisión y brotes, amenazando el progreso hacia la eliminación del virus”, informó recientemente el Ministerio de Salud de la Nación.

La Región de las Américas certificó la eliminación de la circulación endémica del virus del sarampión en el año 2016, siendo la primera y única región en lograr este objetivo. Entre 2017 y 2019 se registraron más de 40.000 casos en 18 países de América, 93% de ellos en Brasil y Venezuela, por lo que la Región de las Américas se dejó de considerar libre de sarampión. Pero 33 de los 35 países miembros mantienen el estado, entre ellos la Argentina, que continúa siendo un país libre de esta enfermedad. Adicionalmente, como el sarampión aún es endémico en el resto del mundo, los países de la región están expuestos a la amenaza constante de importación del virus.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.