Si el caso Roe v. Wade termina, culpen a los demócratas que no apoyaron a Hillary Clinton | Opinión

·3  min de lectura

“Tal vez tengamos que hacer estallar esta m---da”.

Hace cinco años, esa fue la meditada opinión del comediante Mike Yard, panelista del viejo programa de Larry Wilmore en Comedy Central, “The Nightly Show”. Se produjo cuando el candidato Bernie Sanders absorbió una aplastante derrota en las primarias de Nueva York y quedaba claro que no sería el candidato demócrata a la presidencia.

El panelista Rory Albanese había sugerido que, ante una elección tan obvia en otoño Hillary Clinton contra Donald Trump—, los partidarios de Sanders cambiarían, “por humanidad”, su lealtad hacia Clinton. Pero Yard, con el apoyo de su compañera de partido Susan Sarandon, declaró ante los aullidos de aprobación del público que no se lo creía.

“La gente que apoyó a Bernie no es gente que juegue al juego”, dijo con una pizca de santurronería. “No tienen miedo de hacer explotar las cosas”.

Se sintió mojigato e inmaduro en ese momento. Teniendo en cuenta todo lo que este país ha soportado desde entonces, se siente simplemente trágico. Especialmente ahora.

Es decir, la sorprendente filtración de un borrador de la Corte Suprema que anularía el caso Roe v. Wade. Si el documento, del que informó por primera vez Politico, representa realmente la última palabra de la corte sobre el asunto —lo que parece probable, aunque no seguro—, entonces somos testigos del fin del derecho constitucional de la mujer al aborto, es decir, a trazar su propio futuro reproductivo.

Si Trump nunca hubiera sido presidente, nunca habría estado en posición de nombrar a tres jueces para la más Corte Suprema, uno de ellos para un puesto descaradamente robado al presidente Barack Obama. Así que esta parodia lleva las huellas de todas aquellas personas que, por la razón que sea —su percibida mendacidad, su ambición, su fracaso en ser Bernie Sanders o, que el cielo nos ayude, sus correos electrónicos— no pudieron apoyar a Clinton. Por no hablar de los que simplemente se quedaron en casa el día de las elecciones con la alegre seguridad de que no había forma de que Trump ganara.

Uno espera que todos ellos estén satisfechos.

Es axiomático que los republicanos se alinean, mientras que los demócratas se enamoran. Y el amor es algo encantador. Pero hay momentos en los que el pragmatismo debe imponerse.

Sí, el Partido Demócrata es a menudo frustrante, su timidez solo es superada por su ineptitud. Pero hasta que, y a menos que, nuestro sistema político desarrolle una tercera opción viable, es el único partido que no está haciendo una cruzada activa para derogar los últimos 70 años. Y eso no es nada.

Esta sentencia, si se mantiene, obligará a las mujeres a tener bebés que no pueden cuidar y que no quieren. Alguna mujer dará a luz al hijo de su violador por ello. Alguna niña dará a luz a su propia hermana por ello. Habrá mujeres que mueran por ello.

Ese es el precio que se paga cuando “no se tiene miedo a hacer estallar”. En parte, al menos. Después de todo, no es solo el recorte de los derechos reproductivos al que nos enfrentamos. También es el recorte de los derechos de los afroamericanos y de los LGBTQ. Es la retirada de libros de las estanterías de las bibliotecas y la imposición de la oración cristiana en las escuelas públicas.

Es, en otras palabras, la imposición de los valores de los años 50 en el Estados Unidos del 2020.

Y lo más molesto es que no tenía que ser así; esto era evitable. Como se señaló anteriormente en este espacio, las encuestas muestran que la izquierda política representa la opinión mayoritaria en todos los temas sociales, incluyendo el aborto. Pero tener la mayoría no significa nada si se carece de la voluntad o el ingenio para ejercerla.

Tal vez la izquierda lo entienda ahora por fin. El Señor sabe que han pagado muy cara la lección.

Leonard Pitts Jr. es un galardonado columnista del Miami Herald.

Pitts
Pitts
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.