Con casa casi llena en pandemia, Panamá recibe a Costa Rica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

PANAMÁ (AP) — Más de tres años después de vencer a una Costa Rica clasificada para acceder a su primera Copa del Mundo, Panamá vuelve a toparse con su vecina, ahora en el inicio de la etapa crucial de las eliminatorias de la CONCACAF y en circunstancias distintas.

El choque de este jueves por la primera fecha del octagonal lo precede un historial de enfrentamientos, el cual favorece claramente a la selección costarricense, que al igual que la panameña atraviesa un recambio generacional aunque mantiene a varios de sus experimentados.

La confrontación se llevará a cabo por la noche en un estadio Rommel Fernández que tendrá un aforo permitido por las autoridades de salud del 80% para los aficionados que hayan recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Es el primer evento masivo desde el inicio de la pandemia en el país centroamericano, que en las últimas semanas redobló su plan de vacunación y ha flexibilizado aún más las medidas de bioseguridad ante una tercera ola de contagios que según las autoridades no ha sido tan pronunciada como en otras naciones.

La selección costarricense arribó por la tarde a Ciudad de Panamá, con la duda sobre si podrá contar con el atacante Joel Campbell, del Monterrey de México, quien está en algodones por una lesión.

Su timonel, el colombiano Luis Fernando Suárez, declaró a la prensa costarricense antes de salir que la idea es arrancar con una victoria para llegar más fortalecido al segundo compromiso, en casa frente a México, el domingo.

Los panameños tienen aún muy presente la victoria por 2-1 sobre los ticos que se combinó con la debacle de Estados Unidos en Trinidad y Tobago para clasificarse a Rusia 2018.

Ahora es otra historia y Costa Rica vendrá bien resguardada con su emblemático arquero Keylor Navas, quien en la víspera se sumó a su selección tras un largo viaje y jugar en la victoria de su club Paris Saint-Germain sobre el Reims en la liga francesa el domingo.

“Tenemos todas las ganas de estar en el próximo Mundial”, declaró Navas al llegar a San José. “Venimos a luchar por eso”.

En los últimos nueve enfrentamientos por las eliminatorias mundialistas, Costa Rica mantiene un dominio ante Panamá, con cinco victorias, dos derrotas y dos empates.

“Costa Rica siempre complica. Es un rival difícil que viene con grandes jugadores”, señaló el centrocampista panameño Aníbal Godoy, quien disputó la pasada eliminatoria y los tres partidos en Rusia. "Estos partidos hay que jugarlos con mucha inteligencia emocional”.

Navas y los mediocampistas Celso Borges y Bryan Ruiz son los otros históricos de una Costa Rica que incluyó a 13 jugadores que disputarán su primera eliminatoria mundialista. Casi la mitad de los convocados por Panamá también son debutantes.

Costa Rica también llega bajo la dirección de Suárez, quien asumió apenas hace dos meses pero que conoce muy bien el área, ya que clasificó a Honduras al Mundial de Brasil de 2014. Su par de Panamá, el danés-español Thomas Christiansen dirige por primera vez en esta fase decisiva de CONCACAF, que otorga los tres pasajes directos a Qatar 2022 y un boleto al cuarto para un repechaje intercontinental.

Un dato curioso: Suárez no le pudo ganar a Panamá en los cuatro partidos de la eliminatoria de Brasil al frente de Honduras. Perdió dos y empató dos.

“Panamá es un buen equipo, muy dinámico, agresivo, que siempre está buscando el último cuarto de cancha”, señaló Suárez. “Hay que tenerle mucho cuidado”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.