La carta que todos quisieran que leyera un presidente electo de México

REUTERS/Gustavo Graf

Señor Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México:

Luego de felicitarlo por su nueva investidura, hago algunas consideraciones sobre parte de lo que ahora deberá enfrentar usted.

VUELTECITA CON LAS VICTIMAS

Creo que entiendo la necesidad que había de ello, pero como que ya fueron muchos cancilleres -ahora hasta ingenieros-, con los que usted se ha entrevistado…

Eso se aparta del clamor de un Javier Sicilia, por ejemplo, en el sentido de que las víctimas son, no la agenda, sino el tema central.

Le faltaban ellas, licenciado.

Ahora que, finalmente, se ha iniciado ese contacto le hago unos planteamientos.

El activista ha llamado la atención en que no se parta de cero, que ya hay camino andado en la búsqueda de soluciones, que ya existen mecanismos… solo que no se han echado a andar como es debido.

Una de las principales colaboradoras de usted en la materia, Olga Sánchez Cordero, ha dejado claro por su parte que el eje de todo serán los derechos de las víctimas.

Deseo pues que en sus foros empiece a conjurar esa visión existente de que el punto débil –de su próxima administración y de todas- es el de recobrar la seguridad en el país.

Aprovecho para hacerle unas consideraciones llegando incluso al Movimiento del 68 y a los medios de comunicación. Víctimas todos. Por cierto.

¿LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS?

Aunque es de sobra sabido que el problema del cultivo y distribución de las drogas tiene muchas aristas, en esta ocasión quiero rogar su atención solo sobre un punto, crucial y de justicia.

No, no se trata de los encarcelados por cultivar o cuidar amapola para ganarse el sustento -ellos también-, sino de víctimas de esta otra injusticia: la falta de acceso a drogas prohibidas en México que consume en el dolor a miles de enfermos. ¿Cómo es posible, licenciado, que aquí se estén matando los comerciantes de drogas pero además se esté matando a personas inocentes que solo con esas drogas tendrían alivio por encontrarse en una enfermedad terminal o en otras condiciones de mengua en su salud? Esos productos cuando se llegan a encontrar en el mercado mexicano tienen un costo hasta 30 veces mayor que el de otros países que también los cultivan pero que sí los comercian abiertamente.

RECLUTAMIENTO POR EL NARCO

Cuando hay víctimas, ya se sabe, la sociedad tiende a etiquetarlas como colaboradores del narco.

Pero, veamos. Aquí quiero referirme, encargarle, a algunas de esas víctimas aún vivas; sí, a aquellos que, jóvenes y viejos, a todos los niveles y teniendo una actividad propia, se ven obligados por el narco a colaborar en mayor o menor escala, pues de ello dependen su vida y la de sus seres queridos.

Terrible. Usted lo sabe.

68

Una palabra, licenciado, sobre el 68, pues antes de que pase de la presidencia electa a la toma de posesión se habrá cumplido medio siglo de los acontecimientos.

Vea usted: herederos del Movimiento del 68, estudiosos de la realidad mexicana y sociedad en general han visto en su victoria la victoria de aquel movimiento. Hónrelo pues, licenciado. ¿De acuerdo?

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Tiene usted la simpatía de los medios. Un plus que vale oro. No lo malbarate, por favor. Y menos vuelva a irse de lleno contra un representante de ellos como en el pasado. Al contrario, aprecie, busque y aliente a los que opinan diferente a usted; entre ellos existen muchos muy informados y de buena fe cuyo enfoque le será de utilidad. Seguro.

AHI LES ENCARGO

Supimos por “Primer plano” del canal Once (no me diga que no pues ahí aparece más de un simpatizante suyo), de un comentario en corto atribuido a Alfonso Romo: que ya lo habían convencido a usted de que en vez de 7 fueran 2 las refinerías.

Es decir: que sus propios súperallegados están tratando de convencer a quien corresponda, sí, pero también a usted mismo. ¿No es un desgaste? ¿No entre sus tareas la tarea AMLO ya la debían tener resuelta?

Pues de ser así, ahi les encargo entonces a sus colaboradores la tarea AMLO.

APUNTE FINAL

Reciba, de nuevo, una cálida felicitación por su declaratoria como presidente electo y que la magnitud y complejidad de las tareas que le esperan –con sus muchos detalles, uno que otro aquí expuestos- no lo abrumen jamás.

… Pero que si así fuera, voltee entonces a ver el incontestable apoyo que el pueblo le dio en las urnas, y fortalecido redoble el paso con más ganas aún.

Sinceramente.

hectorosoriolugo2013@yahoo.com.mx