Anuncios

Qué ha sido de Carrie-Anne Moss, "Trinity" en "Matrix"

Teresa García Amaro

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 21 (EL UNIVERSAL).- Antes de la llegada de "Matrix" (1999) a la vida de Carrie-Anne Moss su trayectoria no había sido muy fructífera, con solo 18 años comenzó en el modelaje lo que le permitió viajar a varias partes del mundo, pero fue gracias a la cinta de las hermanas Wachowski, que su carrera dio un giro radical.

Nació en la Columbia Británica en Canadá el 21 de agosto de 1967, aunque gran parte de su niñez la vivió en Vancouver y cuando fue adolescente cambió su residencia a Toronto. Con algunos contratos de modelaje comenzó a viajar por Europa y Asia y cuando llegó el primer papel a su vida, se estableció en Los Angeles.

La ciudad recibió bien a la canadiense quien pronto se vio en las filas para castings de cintas menos famosas, pero que le permitieron sentar las bases de la actuación hasta que llegó "Matrix" a su vida.

Tras el gran éxito internacional, siguieron "The Matrix Reloaded" y "The Matrix Revolutions", ambas de 2003 y para el final de la trilogía, Carrie-Anne Moss estaba en la cúspide del estrellato junto a Keanu Reeves, con quien formó una de las parejas cinematográficas más queridas por el público.

El problema fue que, a partir del tremendo éxito de la trilogía, Moss no logró superar el papel de "Trinity" y, aunque participó en otras cintas, su carrera no se mantuvo como todos esperaban.

Llegaron así las películas "Unthinkable" (2010), "Pompeii" (2014), "Brain on fire" (2016), "The bye bye man" (2017) y la más reciente, "Chocolate Lizards" (2003), pero ninguna de ellas ha sido lo suficientemente exitosa para que el público que quite de la mente a "Trinity".

El más reciente proyecto de Carrie-Anne Moss llega de la mano de Disney, pues formará parte de la serie "The Acolyte" una precuela de "Star Wars" que se sitúa cien años antes "Star Wars Episode I: The Phantome Menace", cuando la era de los Jedi estaba en su apogeo

La serie de Disney será una excelente oportunidad para celebrar el cumpleaños 56 de la canadiense, quien aún está a la espera de otro gran éxito.