Carlos Bonavides y otros accidentes de la televisión mexicana

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- Este viernes el estado de salud de Carlos Bonavides causó preocupación, luego de que se hiciera viral un video donde el actor se encontraba participando en un juego en el programa "SNSerio", cuando de pronto se llevó las manos al pecho y cayó al piso; al final fue el intérprete de "Huicho Domínguez" quien aclaró que todo fue una broma y él se encuentra en perfecto estado; pero esta no es la primera vez que pasa algo así en una transmisión en vivo y que resultan ser accidentes reales.

En 2002 durante una transmisión de "Otro Rollo", se promocionó un nuevo programa de concursos para niños y adolescentes llamado El Reto Burundis, para lo cual el conductor Adal Ramones y su invitado de esa noche, Enrique Iglesias, participaron en una dinámica donde uno tenía que derribar a un grupo de botargas y si no lo lograban uno de ellos recibiría un castigo, un baño de harina.

Pero a pesar de que Enrique Iglesias superó la prueba, la producción decidió que Adal recibiera el harinazo, el problema fue que el dispositivo combinó pirotecnia y al momento de abrirse el contenedor lo que el conductor recibió fue un fogonazo, que le provocó quemaduras de primer grado en rostro y manos.

En el programa "Sabadazo" en 2016, tuvieron como invitado al hipnotista Niko, quien decidió trabajar con Araceli Ordaz, mejor conocida como Gomita, para ponerla en trance y lograr en ella una rigidez tal que pudiera soportar el peso de una persona en su abdomen, para lo cual la acostó apoyando su cabeza y pies en dos sillas, dejando su torso al aire, la comediante resistió muy bien el peso de sus compañeras Laura G Cero y Cecilia Galeano, el problema fue cuando subieron a un hombre de 1.90 de altura, porque el cuerpo de Gomita se dobló.

Tiempo después Gomita declaró que tras el acto, tuvo que ser llevada de emergencia al hospital debido a una lesión en la espalda, un accidente que pudo haberla dejado sin caminar, y señaló que en ningún momento le dijeron que subirían personas sobre su cuerpo y mucho menos de tanto peso.

Era 2004 y se llevaba a cabo la final de la cuarta temporada de "Big Brother 4", para lo cual se planeó una entrada espectacular para la anfitriona Verónica Castro, así que se eligió que fuera montada en un elefante. Se montó una pasarela con gradas en los costados donde estaría el público, en el momento de entrar a la transmisión las cosas se complicaron, porque las luces y los gritos de la gente comenzaron a inquietar a al elefante, que era una hembra, y comenzó a caminar rápido, pero lo grave vino cuando se dio una vuelta de manera brusca y la también actriz casi sale volando de su lomo, ella profesionalmente siguió dando la bienvenida y hasta regresó a la pasarela caminando y saludando a los presentes, pero en ese momento su columna ya estaba lastimada.

En marzo de este año, 18 años después de este incidente, Verónica contó a la revista "Caras" las consecuencias que tuvo ese momento: "Me sometí a varias cirugías; ahora todas las cervicales las tengo postizas, todo el cuello es de titanio, perdí la médula espinal casi completa y hubo que reconstruir la espalda".

Un momento de terror fue el que pasaron en el programa matutino "Con Sello de Mujer", cuando tuvieron como invitada a María Elena Hoyos, quien llevó un cachorro de leona para hablar de la especie, pero cerca de ella estaba una bebé, hija de una de las conductoras y en determinado momento la pequeña hizo ruido, algo que puso en alerta a la leona y atacó, tomando a la niña por las piernas. A pesar de que el asunto no pasó a más, al día siguiente la especialista en animales tuvo que explicar lo que sucedió y aseguró que en ningún momento la vida de la niña estuvo en peligro.