Qué pasó con Carla Morrison y por qué desapareció cuando más fama tenía

·5  min de lectura

Con la emergencia sanitaria causada por la COVID-19, la industria de la música y los artistas en general han sido uno de los grupos más golpeados por la pandemia. Todos tuvieron que hacer mutis, pero al mismo tiempo, todos estaban ahí. Algunos desde la sala de su casa, el pequeño estudio con una computadora, guitarra y micrófono o transmitiendo y conectando con sus fans con solo un teléfono celular. Pero no todos estaban ahí. Carla Morrison llevaba más tiempo alejada, desaparecida y su ausencia se dejó sentir más en tiempos del confinamiento.

Carla Morrison (AP)
Carla Morrison (AP)

Su alejamiento de los escenarios fue después de la gira de su ‘Amor supremo desnudo’ (2017).

Morrison contó a diversos medios que a lo largo de su vida ha lidiado con la depresión y la ansiedad y fue durante una de esas crisis que decidió dejar la vida pública para recluirse en París, borrar su huella de las redes sociales, apostar por el anonimato, reencontrarse, confrontarse para tener un renacimiento creativo.

En México, 15 por ciento de la población sufre de depresión, esto de acuerdo a cifras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El grupo de edad que más la padece son los jóvenes y jóvenes adultos (entre 15 y 34 años).

Hasta hace apenas unos días (tres para ser exactos) Carla Morrison reapareció y lo hizo a través de su cuenta de Instagram, con fotos crípticas, pero con mensajes reveladores.

“En el viaje perdí mi verdad”, dice un video de los siete posts que tiene en su Instagram, “Siendo una estrella dejé de brillar”.

Y así fue como, de pronto, Morrison confesó a detalle que padece ansiedad desde que tenía 9 años de edad y en noviembre del 2019 sintió la necesidad de hacerle frente como mejor lo sabe hacer: a través de una canción.

“Un día me dije: mira qué chistosita, tú hablando de amor y nunca has hablado de la ansiedad, de ese miedo que te tumba”, dijo en una plática que dio al podcast Zona Pop de CNN.

Así nació “Ansiedad”, tal vez su canción más franca: “creo que cuando hay canciones que nos hablan al corazón y verdades que también evitamos, nos sentimos menos solos”.

Por eso, a estas alturas de la pandemia, Carla sintió que era el momento de sacar su nueva canción, pero acompañada con una campaña. Toma un compromiso social y junto con su nueva canción se ha asociado para promover las líneas de Confianza e Impulso Ciudadano AC, una asociación civil que brinda atención psicológica a distancia vía telefónica al 55 11 85 75 55 y por WhatsApp 55 23 23 03 03.

El próximo viernes 25 de septiembre, la cantante mexicana llevará a cabo una conversación vía Instagram Live con un especialista en salud mental, con el doctor Luis Wertman Zaslav, quien preside la asociación, como parte de la promoción del sencillo y en un intento por normalizar los padecimientos mentales.

“Este ejercicio de Carla es una punta de lanza de lo que debe ser, hoy y en esta nueva realidad, la relación con la sociedad. Esta es la primera vez que una artista le da la inspiración, el remedio y el trapito a su auditorio”, dijo Wertman al periódico Excélsior con respecto a la iniciativa.

Sobre el sonido de “Ansiedad”, esta no es la primera vez que Morrison utiliza los estados de ánimo introspectivos y la tristeza como catarsis para su música, solo basta recordar sus primeros trabajos como “Esta soledad”, en los que reflexionaba sobre el momento de abandono que vivía al pasar del anonimato a forjarse una carrera musical.

Lo que sí resulta inédito en este sencillo es que por primera vez, al menos en solitario, pues ya había tenido una participación similar con Ricky Martin, Carla experimenta con sonidos mucho más cercanos al trap o el dance hall europeos y se aleja del pop de cantautor que la llevó a la palestra de los grandes escenarios.

“Ansiedad” ha aterrizado junto con un video dirigido por Colin Sola Cardo, quien ha trabajado con Charli XCX y Alicia Keys, y tiene un entre paréntesis que escribe “(Acto 1)” lo que hace pensar que seguirá una línea narrativa entre todo su próximo disco, muy al estilo de “El mal querer” de la española Rosalía, con el que de hecho encuentra hermanamiento en su sonido, al tener ciertos matices y ecos flamencos, traperos y reguetoneros.

Con este anticipo de su nuevo trabajo parece que los fans de Carla Morrison pueden estar tranquilos y olvidarse, aunque sea temporalmente, de desapariciones y misteriosos pósters regados por la Ciudad de México, como los aparecidos meses atrás y que hasta ahora encuentran resolución. No obstante, este retorno debe servir, como la propia autora desea: para generar consciencia sobre las enfermedades mentales que atañen con fuerza a una generación golpeada por las condiciones sociales adversas.

Luis Moreno contribuyó con este artículo.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Los coqueteos de El Matador con Jennifer Aniston (del fútbol a TikTok)

"Me daban 150 pesos": la eterna injusticia contra la Chilindrina en el Chavo del 8

La desgracia de Adal Ramones, el comediante estancado en su otro rollo

EN VIDEO: Drew Barrymore y Sharon Stone hablan sobre su experiencia con aplicaciones de citas