La oposición venezolana no reconoce la juramentación de Maduro

Más destacado

La oposición venezolana no reconoce la toma de posesión este viernes de Nicolás Maduro como presidente encargado, que el líder Henrique Capriles Radonski calificó de "espuria" y a la que los diputados opositores anunciaron que no asistirían.

"Esa juramentación que se va a hacer ahora es una juramentación espuria", dijo Capriles, señalando que a Maduro "nadie lo ha elegido presidente" y que la oposición no está dispuesta a "tolerar los abusos de poder".

El líder opositor cargó contra una sentencia emitida este viernes por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que avala que Maduro se convierta en presidente encargado mientras se convocan a elecciones en 30 días, luego del fallecimiento del presidente Hugo Chávez.

La toma de posesión del sucesor de Chávez está prevista en la Asamblea Nacional (Parlamento) a partir de las 23h30 GMT, en una ceremonia a la que la oposición ya anunció que no asistirá.

"Es un vicepresidente que se encarga de la presidencia, no es un presidente encargado", denunció Capriles, señalando que la oposición tomará decisiones al respecto "en las próximas horas".

"El vicepresidente de la República debe separarse (del cargo), inscribirse como candidato y competir", arguyó.

"Esto es lo que está aquí, señores, en esta constitución", agregó Capriles, que detalló que "solamente los funcionarios que van al mismo cargo de elección popular no deben separarse del cargo".

En la sentencia, el TSJ establece que el vicepresidente "deviene Presidente Encargado y cesa en el ejercicio de su cargo anterior", y que en su condición de "presidente encargado ejerce todas las atribuciones constitucionales y legales como Jefe del Estado".

Además, detalla que no está "obligado a separarse del cargo".

Los diputados opositores decidieron no asistir este viernes a la toma de posesión de Nicolás Maduro como presidente encargado de Venezuela, tras la muerte el martes de Hugo Chávez, pues consideran que el acto, avalado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), viola "el hilo constitucional".

"Al mundo y a Venezuela queremos decirles firmemente que hoy (viernes) no asistimos a la sesión de la Asamblea Nacional (unicameral) porque consideramos que es un acto electoral más, porque consideramos que es una violación al hilo constitucional venezolano", dijo el parlamentario Ángel Medina, en conferencia de prensa desde la sede de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"No asistimos hoy a la Asamblea Nacional porque esta sesión ni siquiera nos está brindando la oportunidad de que tengamos un derecho de palabra y podamos expresar cada una de las cosas que estamos proponiendo para el país", dijo Medina, diputado por el partido Acción Democrática (AD, socialdemócrata).

Inicialmente el acto de toma de posesión iba a tener lugar en la Academia Militar de la Guardia Nacional, contigua al lugar en el que yace el cuerpo de Chávez, en capilla ardiente, y donde este jueves unos 30 mandatarios y miles de personas asistieron a su funeral de Estado. Pero el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, anunció en la red Twitter en la tarde de este viernes que sería en la sede del Legislativo.

"Los diputados opositores dicen que no van, qué bueno, más espacio para nuestro Pueblo", escribió Cabello también en la red.

Tras el cambio de locación, que según el gobierno se debió a la insistencia de algunos mandatarios extranjeros por asistir, los opositores no han informado si mantienen su posición de no asistir a la investidura.

Chávez dejó establecido que Maduro, de 50 años, fuera su sucesor y asumiera la presidencia temporal mientras se convocan a elecciones, en las que además será el candidato oficialista.

La Constitución venezolana señala que ante la "falta absoluta" de un presidente electo antes de tomar posesión, se procede a elecciones en un plazo de 30 días y asume el presidente del Parlamento. Mientras que si la falta absoluta se produce en los primeros cuatro años de mandato, se llama igualmente a elecciones, pero asume temporalmente el vicepresidente.

La situación tras la muerte de Chávez es excepcional, pues él no tomó posesión de su tercer mandato de seis años el 10 de enero ante la Asamblea Nacional, como marca la Constitución.

El Tribunal Supremo avaló entonces que lo hiciera más tarde ante ese órgano y decidió la continuidad del Ejecutivo anterior.

La oposición venezolana no reconoce la toma de posesión este viernes de Nicolás Maduro como presidente encargado, que el líder Henrique Capriles Radonski calificó de "espuria" y a la que los diputados opositores anunciaron que no asistirían.

Cargando...