Anuncios

Capitalinos tienen fe en el nuevo ahuehuete de Paseo de la Reforma

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 21 (EL UNIVERSAL).- Un día después de la colocación del nuevo ahuehuete sobre el Paseo de la Reforma, los capitalinos expresaron agrado por la llegada del nuevo inquilino a la capital del país y deseo porque este ejemplar sobreviva.

José, un ciudadano que pasea todos los fines de semana en bicicleta, expresó a EL UNIVERSAL, su anhelo porque este nuevo ejemplar, proveniente de los Viveros Regionales y Vivero Los Encinos, en Nuevo León "sí resista a las duras condiciones de la Ciudad de México, a toda la contaminación y todo lo que hay aquí".

Para este capitalino, tener este árbol en la avenida más importante del país "es muy significativo, ¿no? Porque como han dicho, es un árbol importante, un símbolo nacional, entonces ojalá que sí aguante estar aquí".

La tarde de ayer, tras sus primeras horas desde que fue trasladado desde el vivero Nezahualcóyotl, en la alcaldía Xochimilco, el árbol lucía con las hojas verdes y firme, en medio del cerco que colocaron las autoridades para resguardarlo.

Josué, un ciudadano que viene del Estado de México, admitió que el retiro del primer árbol le causó tristeza, pues recuerda sentirse muy animado tras la consulta popular para elegir la especie que adornaría esta icónica glorieta.

"Confieso que me dio algo de tristeza, pensé que a lo mejor y ya no pondrían un árbol, mejor una estatua, otra cosa; la verdad es que me dio emoción y yo voté por el ahuehuete, se va a ver muy padre cuando esté ya crecido, frondoso, entonces ojalá que pegue bien, tengamos fe en que este es el bueno", aseguró.

El nuevo ahuehuete mide 11 metros de altura, tiene 20 años y "hermano" del ejemplar que fue retirado en marzo pasado.