Anuncios

Candidatos presidenciales de Senegal inician campañas tras violentas protestas por aplazamiento

Manifestantes en contra de la decisión del presidente Macky Sall de posponer la elección del 25 de febrero en Dakar, Senegal, el viernes 9 de febrero de 2024. (AP Foto/Stefan Kleinowitz, Archivo)

Los candidatos presidenciales de Senegal inciaron sus campañas electorales el sábado, tras semanas de violentas protestas en todo el país africano luego de que se aplazara la elección.

Los 19 candidatos autorizados que compiten por el puesto principal ahora tienen un periodo menor para convencer a votantes antes de la elección del 24 de marzo, que se anticipa que será la contienda más peleada desde que Senegal ganó su independencia hace más de seis décadas.

Las recientes protestas también generaron temores en un país que era considerado un ejemplo de la estabilidad democrática en África occidental, una región plagada de golpes de Estado e inseguridad.

El presidente Macky Sall, quien no puede postularse debido a límites de periodo, aplazó el mes pasado la elección, semanas antes de la fecha programada del 25 de febrero. Su anuncio de que se llevaría a cabo dentro de 10 meses hundió a Senegal en el caos porque las protestas ocuparon las calles.

La principal autoridad electoral de Senegal, el Consejo Constitucional, rechazó el aplazamiento de Sall y ordenó que el gobierno estableciera una nueva fecha lo más pronto posible. En la semana, el vocero del gobierno, Abdou Karim Fofana, anunció la nueva fecha.

Alioune Tine, el fundador del centro de investigación senegalés Centro Afrikajom, dijo que debido al aplazamiento, los candidatos con más recursos económicos probablemente se beneficiarán con esta reducción del plazo.

“Será una batalla muy peleada”, dijo Tine y agregó que por ahora no hay un favorito.

Gran parte de la campaña electoral y la misma elección se llevará a cabo durante el Ramadán, el mes festivo musulmán, cuando los creyentes hacen ayuno del anochecer al amanecer. Se anticipa que el Ramadán inicie al ponerse el sol el domingo, dependiendo de la observación de la luna.