Canadá requerirá imprimir advertencias en cada cigarrillo

·2  min de lectura

TORONTO (AP) — Canadá se enfila a convertirse en el primer país en exigir que se imprima una advertencia en cada cigarrillo.

La medida se basa en el mandato de Canadá de incluir advertencias fotográficas explícitas en los empaques de los productos de tabaco, una política que inició una tendencia internacional cuando se introdujo hace dos décadas.

“Tenemos que hacer frente a la preocupación de que estos mensajes puedan haber perdido su novedad, y hasta cierto punto nos preocupa que puedan haber perdido también su impacto”, dijo la ministra de Salud Mental y Adicciones, Carolyn Bennett, en una conferencia de prensa el viernes.

“Añadir advertencias de salud en los productos de tabaco individuales ayudará a garantizar que estos mensajes esenciales lleguen a la gente, incluidos los jóvenes que a menudo acceden a los cigarrillos de uno en uno en situaciones sociales, obviando así la información impresa en un paquete”, explicó.

El sábado se abrirá un periodo de consultas sobre el cambio propuesto, y el gobierno prevé que los cambios entren en vigor en la segunda mitad de 2023.

Aunque el mensaje exacto impreso en los cigarrillos podría cambiar, Bennett dijo que la propuesta actual es: “Veneno en cada calada”.

Bennett también reveló la ampliación de las advertencias en las cajetillas, para incluir una lista más larga de los efectos del tabaquismo sobre la salud, como el cáncer de estómago, el cáncer colorrectal, la diabetes y la enfermedad vascular periférica.

Canadá exige las advertencias fotográficas desde el cambio de milenio, pero las imágenes no se han actualizado en una década.

Rob Cunningham, analista sénior de políticas de la Sociedad Canadiense para el Cáncer, dijo que espera que las advertencias impresas directamente en los cigarrillos se hagan populares a nivel internacional, tal como ocurrió con las advertencias en las cajetillas.

“Esto va a sentar un precedente mundial”, dijo Cunningham, añadiendo que ningún otro país ha aplicado este tipo de normativa. Tiene la esperanza de que la advertencia marque una diferencia real.

“Es una advertencia que no se puede ignorar”, dijo Cunningham. “Va a llegar a todos los fumadores, con cada calada”.

Los últimos datos de Statistics Canada, publicados el mes pasado, indican que el 10% de los canadienses dice fumar regularmente. El gobierno pretende reducir esa tasa a la mitad para 2035.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.