Canadá: muchos cuestionan libertad condicional de atacante

·2  min de lectura
CANADÁ-APUÑALAMIENTOS (AP)
CANADÁ-APUÑALAMIENTOS (AP)

Mientras prosigue la búsqueda de uno de dos hermanos acusados de matar a puñaladas a 10 personas en la provincia canadiense de Saskatchewan, los ataques generaron cuestionamientos el miércoles sobre por qué el individuo — un ex recluso con 59 fallos en su contra y un largo historial de actos violentos — estaba en libertad.

Myles Sanderson, de 32 años, salió en libertad condicional en febrero cuando cumplía una sentencia de más de cuatro años por cargos que incluían agresión y robo. Pero era buscado por la policía desde mayo, al parecer por violar los términos de su libertad, aunque los detalles no estaban claros de inmediato.

Su largo historial delictivo muestra además que hace siete años atacó a cuchilladas a una de las víctimas muertas en la violencia del fin de semana, de acuerdo con documentos en la corte.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Marco Mendicino, dijo que habrá una investigación sobre la evaluación de la junta de libertad condicional sobre Sanderson.

“Yo quiero saber las razones de la decisión” de dejarle en libertad, dijo. “Me preocupa mucho lo ocurrido en este caso. Una comunidad ha quedado estremecida".

Sanderson y su hermano Damien, de 30 años, están acusados de matar a 10 personas y herir a otras 18 en una serie de ataques con cuchillo en una reserva indígena y en el vecino pueblo de Weldon. Damien fue hallado muerto el lunes y la policía investiga si su hermano lo mató.

Los investigadores no han dado aún un motivo para los ataques.

El Servicio Forense de Saskatchewan dijo que nueve de los muertos eran de la reserva de la Nación Cree James Smith: Thomas Burns, de 23 años; Carol Burns, de 46; Gregory Burns, de 28; Lydia Gloria Burns, de 61; Bonnie Burns, de 48; Earl Burns, de 66; Lana Head, de 49; Christian Head, de 54 y Robert Sanderson, de 49. El otro era de Weldon, Wesley Patterson, de 78 años.

Documentos en la corte dicen que Sanderson atacó a sus suegros Earl Jones y Joyce Burns en el 2015, acuchillando varias veces a Earl e hiriendo a Joyce. Más adelante se declaró culpable de agredir y amenazar de muerte a Earl Burns.

Muchos de los crímenes de Sanderson fueron cometidos cuando estaba drogado o borracho, de acuerdo con documentos judiciales. Él le dijo a su supervisor de libertad condicional en algún momento que el abuso de drogas lo descontrolaba. Los documentos muestran que Sanderson violó reiteradamente órdenes judiciales que le prohibían beber alcohol y usar drogas.