Para que un look con la camisa blanca de moda tenga rollazo debes usarla así

·4  min de lectura

Tenemos muy aprendida la lección de que hay que tener siempre una camisa blanca a mano y así lo hacemos en cualquier época del año. Sin embargo, por muy elemental que sea para nuestra colección de prendas, hay muchas personas que la aborrecen. No te lamentes si eres una de ellas porque es absolutamente entendible si en tu cabeza lo que tienes por esta pieza es un modelo clásico, recto, de cuellos medios y puños con pequeños botones. En ese caso, entendemos tu rechazo de primeras a combinarla con cualquier otra cosa que tengas en tu armario. Lo bueno es que, no resulta estático ni para lucirse ni para alternarse porque es un básico sabe muy bien cómo reinventarse una y otra vez con el fin de agradarnos a todos.

La versión tan sobria de la que hablábamos ha quedado prácticamente olvidada porque, aunque la moda siempre tendrá un espacio reservado para ella, son las nuevas perspectivas desde la que se mira el diseño las que más nos interesan.

La temporada pasada fue la más romántica la que ganó puntos con esos cuellos babero enormes, esas mangas abullonadas y ese gusto por añadirle bordados o concebirla con plumetti o en tejidos más delicados como la seda. Ahora en verano han sido las relajadas camisas de lino las que nos han hecho cambiar de aires y tiene toda la pinta que cuando bajen las temperaturas serán las de líneas rectas pero en formato oversized las que querremos vestir a todas horas. Eso sí, no como imaginas. 

BERLIN, GERMANY - AUGUST 03: Sarah Posch wearing Louis Vuitton brown Monogramm On the Go bag, Balenciaga black sneaker, Worst Behavior brown shorts, Zara white top and Bruna gold earrings on August 03, 2021 in Berlin, Germany. (Photo by Jeremy Moeller/Getty Images)
BERLIN, GERMANY - AUGUST 03: Sarah Posch wearing Louis Vuitton brown Monogramm On the Go bag, Balenciaga black sneaker, Worst Behavior brown shorts, Zara white top and Bruna gold earrings on August 03, 2021 in Berlin, Germany. (Photo by Jeremy Moeller/Getty Images)

Resulta que modelos, actrices, cantantes e influencers se han puesto de acuerdo a la hora de llevar la camisa blanca como si fuera una chaqueta. El objetivo es el mismo que se buscaba el invierno pasado cuando la bautizada como shacket por ser un híbrido entre las dos piezas a las que pretende sustituir -solo la palabra ya es la unión de ambas, shirt (camisa) y jacket (chaqueta)- campaba a sus anchas. 

De nuevo se lleva abierta sobre camisetas o vestidos aunque el resultado no es exactamente el mismo ya que ahora es mucho más liviano y presume de un estilo totalmente diferente. Tanto es así que, mientras que la mencionada shacket sería impensable para un contexto formal, cuando la camisa blanca es la que se mete por medio sí que funciona cuando el look es más sofisticado que lo acostumbramos. La top Rosie Huntington es una perfecta embajadora de este mix con un top, un pantalón sastre y unas sandalias de tacón. 

Se trata, por tanto, de darle una vuelta a lo que entendemos por un estilismo clásico. Una versión 2.0 del look de oficina de siempre en el que la camisa no se lleva entallada, abrochada y metida por dentro sino todo lo contrario. Ahora las reglas dicen que su patrón sea XXL, que no vaya abrochado ningún botón y que, por supuesto, se mantenga por fuera. Si además le añades un top debajo en el mismo blanco nuclear o en un tono neutro, tendrás el combo con más rollazo según las que más saben de moda. 

Tiene una cosa muy buena esta tendencia que las redes se han sacado de la manga y es que puedes jugar con ella a tu antojo sin tener si quiera que cambiarte de ropa. Basta con quitarte, abotonar, anudar o remangar la camisa para que el estilismo se vaya modificando por completo en función de tu estado de ánimo. Un mismo hilo conductor que se mueve entre la sensualidad y la elegancia que te servirá para hacer la transición del verano al otoño

Y no solo eso, el miedo a la inversión no deberá existir ya que estará amortizada incluso aunque el año que viene ya nadie de acuerde de esta forma de llevar la camisa. Será en ese momento cuando cambies a llevarla anudada a la cintura, o, por ejemplo, cuando recuperes el modo tradicional, pero siempre será bien vista. 

PARIS, FRANCE - JULY 01: Leia Sfez wears sunglasses, a white t-shirt, a white oversized shirt, black denim jeans pants, a black leather mini Hermes Kelly bag with attached green scarf, sandals / flip-flops, during the Twilly By Hermes : Launch Party In Paris, on July 01, 2021 in Paris, France. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.