Anuncios

¿Por qué Benito Castro se cambió el nombre?

Benito Castro
Benito Castro

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- La tarde de este lunes se dio a conocer que Benito Castro murió, luego de sufrir una caída en su casa que le produjo lesiones en la cabeza, el tórax y las costillas, a los 77 años, noticia que ha producido la reacción de miles de personas que crecieron con el entretenimiento del actor que, en la última etapa de su vida, se dedicó a la comedia, sin embargo, cuando comenzó con su carrera artística mostró su habilidad para la música y, desde esa época, el actor optó por cambiarse el nombre a Benito pues, su nombre real, es el de Arturo pero, ¿por qué se puso ese nombre si lo detestaba? Aquí te lo contamos.

El deceso del actor y cantante ha causado consternación, debido a que Benito no estaba enfermo y, de hecho, se encontraba participando en la obra "¿Por qué será que la queremos tanto?", producida por la esposa de Luis de Alba, sin embargo, el accidente que tuvo lugar esta mañana acabó con su vida de forma inesperada. En este sentido, ya han sido muchas y muchos los que se han pronunciado ante la pena de su partida, pues con su muerte, se fue también el último de los integrantes que permanecía con vida de Los Hermanos Castro, el cuarteto musical que alcanzó reconocimiento nacional e internacional entre los sesenta y setenta.

La carrera de Benito fue una de las más longevas dentro del mundo del entretenimiento mexicano, pues comenzó su carrera hace 59 años, cuando en 1964 se integró a la banda de sus primos; Javier, Jorge y Gualberto, aunque en esa época Benito todavía no era Benito, sino Arturo, que es su nombre de pila, el cual heredó de su padre Arturo Castro, apodado "el Bigotón". Pero eso no fue todo lo que su progenitor le legó, sino que también heredó el talento que don Arturo tenía para cantar y la música, pero eran pocas las personas que sabían acerca de su virtud vocal.

En una entrevista que el actor concedió a Gustavo Adolfo Infante, hace cuatro años, recordó que, cuando escuchó a su padre por primera vez se quedó fascinado con la capacidad vocal con la que don Arturo interpretaba, de la misma manera que se convirtió en uno de los admiradores más grandes de Los Hermanos Castro: "Yo desde escuincle oía y oía y escuchaba y escuchaba los discos de mis primos, eran mis ídolos, eran mi sueño dorado", confesó.

Y aunque la agrupación se creó en 1940, no fue sino hasta 1964 que Benito tuvo la oportunidad de unirse a la banda de sus primos, época en la que Gualberto, que era primera voz, se enfermó de una hepatitis que impidió que se presentará en una fiesta con la que los Castro ya se habían comprometido, por lo no encontraban el modo de resolver la ausencia del cantante, fue entonces que el actor le comentó a su tío, que era quien los representaba, y a sus primos que el tomaría el lugar de la voz que hacía falta, iniciativa que sorprendió a sus familiares que no tenían ni idea de que él cantara.

"Le digo a Arturo: '-Yo, yo mero', y volteó, así como con cara de enojado y me dijo: '-No es broma, no es chiste, no vaya usted a salir con una patanería, esto es en serio', y me eché la primera voz, todo el mundo se quedó sorprendido", recordó. Fue así como, para el próximo compromiso que tuvo la agrupación, su tío decidió llevarlo con ellos, pese a que su hijo Arturo lo persuadió, pues temía a la reacción del público que estaba esperando que fuera Gualberto quien saliera a cantar, presentación que consiguió un éxito rotundo.

Fue así como, fortuitamente, Benito comenzó su carrera como artista, sin embargo, su padre, que había sido trovador desde muy joven y, en ese momento, ya era un cantante muy reconocido, habló con su hijo para recomendarle que se cambiara el nombre pues, de no hacerlo, toda su vida sería comparado, asociado y recordado como el hijo de Arturo Castro, lo que no era conveniente si quería forjar un camino por sus propios méritos.

"Mi papá me dijo: 'Tienes que buscarte un nombre artístico profesional porque si no, de otra suerte, nunca vas a dejar de ser 'Arturo, el hijo del Bigotón' o 'Arturo, el primo de Arturo Castro', porque Arturo Castro ya está consolidado'".

Fue así que don Arturo le dio la idea de que se hiciera llamar Benito, el apodo que él mismo había tenido toda la vida, pues el padre del actor nació un 21 de marzo, el día en que se conmemora el natalicio de Benito Juárez, por lo que desde muy chico era denominado con el apodo de "Beno", y aunque su hijo no nació el mismo día, sino un 5 de junio, su primo Jorge Castro siempre lo molestaba diciéndole que su nombre no era el de Arturo, sino el de Benito, pues para el pequeño era una forma de molestarlo.

"Jorge Castro que era muy malora y muy fregón, para hacerme enojar el escuincle me decía 'Benito' que porque, para él, era nombre de indio, (yo) tenía siete años, me hacía enojar, era muy mula, muy maldoso".

Ese fue el motivo por el que su padre le sugirió que se hiciera llamar Benito, el nombre que tanto le chocaba, pero el actor no daba crédito de por qué quería que se hiciera llamar de esa manera habiendo tantos otros nombres, a lo que don Arturo le contesto: "Ponte Benito que te cae tan gordo, porque te voy a decir que Benito quiere decir 'bendito de Dios', ya de entrada el padrino que traer... dos, tiene implícito el diminutivo, ya no te van a decir Arturito ni Carlitos".

Fue así como se quedó impactado, según recordó, y reconoció que, en efecto, fue un nombre que le trajo bendiciones a su vida, debido a que le debe todo en su carrera, a tal grado que, a uno de sus tres hijos lo llamó de la misma manera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Chris Evans se casa con Alba Baptista en su propia casa