"Cómicamente horrible": lluvia de críticas al pesebre futurista que instaló el Vaticano

·2  min de lectura

CIUDAD DEL VATICANO.- Una figura insólita, y que sin duda no estaba hace más de dos milenios en el portal de Belén, adorna desde hace días el pesebre oficial que el Vaticano exhibe para la Navidad de este año: un astronauta.

El pesebre futurista de cerámica, que incluye el astronauta y un personaje que recuerda a Darth Vader de Star Wars, ha recibido críticas tan malas que, si fuera una obra de teatro de Broadway, probablemente habría terminado la noche del estreno.

Una historia que conmueve a Italia: el soldado de EE.UU. que tras 76 años se reencontró con tres chicos que había salvado

El Vaticano coloca cada año un pesebre diferente en la Plaza de San Pedro. Según indicó Vatican News, las esculturas de este año son parte de una colección realizada por estudiantes y profesores en una escuela de arte en Castelli, una ciudad en la región italiana de Abruzzo conocida por su cerámica, de 1965 a 1975.

El papa Francisco inauguró la escena el viernes pasado, fiel a su estilo disruptivo, que presenta una serie de figuras de cerámica de tamaño natural. Y desde entonces son muchos los tradicionalistas que expresaron su disgusto, según recordó CNN en una compilación de críticas.

El Catholic Herald, que lo calificó como "cómicamente horrible". Bajo el título "La guardería de ciencia ficción vergonzosa del Vaticano", agregó que algunas "personas más excitadas la llamaron demoníaca, pagana e idólatra".

La historiadora de arte Elizabeth Lev dijo a su vez que la escena había provocado "un torrente de burla universal" en una entrevista con la publicación jesuita America Magazine. "La Iglesia Católica tiene una tradición increíble de belleza y, sin embargo, después de un año de dificultades, hemos puesto algo que hace que la gente se burle de Jesús", agregó.

Pero no todos se sintieron decepcionados con la escena de este año, como también recuerda CNN. Tommy Tighe, autor de The Catholic Hipster Handbook, elogió la exhibición.

"No puedes decir 'una de las razones por las que el catolicismo gobierna es porque es extraño' y luego no amar el pesebre vaticano, especialmente el astronauta", escribió en su cuenta de Twitter.

En 2018, el pesebre fue esculpido con más de 700 toneladas de arena para crear una estructura de 16 metros de ancho y 5 metros de alto, que cubría 25 metros cuadrados.

Agencia Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.