Ucrania quiere que el acuerdo de seguridad marítima se amplíe más allá del grano

·4  min de lectura

Por Yesim Dikmen y Pavel Polityuk

ESTAMBUL/KIEV, 5 ago (Reuters) -Tres barcos de grano salieron de los puertos ucranianos el viernes, mientras que el primer buque de carga entrante desde la invasión rusa debía llegar a Ucrania a última hora del día para cargar, y Kiev pedía que el acuerdo de paso seguro se ampliara a otras cargas, como los metales.

El acuerdo del 22 de julio supuso un insólito avance diplomático en un momento en el que la guerra hace estragos en el este de Ucrania, donde Kiev intenta reconstruir su destrozada economía tras más de cinco meses de conflicto.

"Esperamos que las garantías de seguridad de nuestros socios de la ONU y de Turquía sigan funcionando, y que las exportaciones de alimentos desde nuestros puertos sean estables y predecibles para todos los participantes en el mercado", declaró en Facebook el ministro ucraniano de Infraestructuras, Oleksandr Kubrakov, tras la salida de los barcos.

El primer barco de grano partió de Odesa el lunes.

"Este acuerdo tiene que ver con la logística, con el movimiento de buques a través del mar Negro", declaró al periódico el viceministro de Economía ucraniano, Taras Kachka.

"¿Cuál es la diferencia entre el grano y el mineral de hierro?"

El Kremlin dijo que sólo se puede encontrar una solución si se vincula con el levantamiento de las restricciones a los productores de metal rusos.

Naciones Unidas y Turquía mediaron en el acuerdo de paso seguro entre Moscú y Kiev tras las advertencias de la ONU sobre brotes de hambruna debido a la paralización de los envíos de grano desde Ucrania.

El presidente ruso Vladimir Putin envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, desencadenando el mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial y alimentando una crisis energética y alimentaria mundial.

El viernes, dos buques cerealeros partieron de Chornomorsk y uno de Odesa, con un total de unas 58.000 toneladas de maíz, según el Ministerio de Defensa turco.

El granelero turco Osprey S, con bandera de Liberia, llegó al puerto ucraniano de Chornomorsk el viernes, informó la administración regional de Odesa.

Rusia y Ucrania producen tradicionalmente alrededor de un tercio del trigo mundial y Rusia es el principal proveedor de energía de Europa. Pero Rusia dijo el viernes que podría no alcanzar su cosecha prevista de 130 millones de toneladas de grano debido a factores meteorológicos y a la falta de piezas de repuesto para los equipos de fabricación extranjera.

Las exportaciones ucranianas de grano han descendido un 48,6% en lo que va de temporada, con 1,23 millones de toneladas, según el Ministerio de Agricultura.

ZONA DE AMORTIGUACIÓN

Tras cinco meses de combates, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, calificó esta semana de "infierno" la presión a la que están sometidas sus fuerzas armadas en la región oriental del Dombás.

Moscú trata de controlar el Dombás, de mayoría rusófona, compuesto por las provincias de Luhansk y Donetsk, donde los separatistas pro-Moscú se hicieron con el control del territorio después que el Kremlin se anexionara Crimea al sur en 2014.

Zelenski habló de feroces combates en torno a la ciudad de Avdiivka y el pueblo fortificado de Pisky, donde Ucrania ha reconocido el "éxito parcial" de su enemigo ruso en los últimos días.

La agencia de noticias rusa TASS citó a las fuerzas separatistas diciendo que las fuerzas rusas y prorrusas habían tomado el control total de Pisky. También dijeron que se estaban produciendo combates en la ciudad de Bakhmut, al norte de Donetsk.

Ucrania ha pasado los últimos ocho años fortificando posiciones defensivas en Pisky, considerándola como una zona de amortiguación contra las fuerzas respaldadas por Rusia que controlan la ciudad de Donetsk a unos 10 kilómetros al sureste.

El general ucraniano Oleksiy Hromov dijo en una conferencia de prensa que sus fuerzas habían reconquistado dos pueblos alrededor de la ciudad oriental de Sloviansk, pero que habían sido empujadas de vuelta a la ciudad de Avdiivka tras verse obligadas a abandonar una mina de carbón considerada como una importante posición defensiva.

El Ministerio de Defensa ruso confirmó su ofensiva.

Reuters no pudo verificar inmediatamente las afirmaciones de ninguna de las partes.

La guerra de Ucrania ha desplazado a millones de personas, ha matado a miles de civiles y ha dejado ciudades, pueblos y aldeas en ruinas. Ucrania y sus aliados occidentales han acusado a las fuerzas rusas de atacar a civiles y de cometer crímenes de guerra, cargos que Rusia rechaza.

Putin justificia su "operación militar especial" en Ucrania para garantizar la seguridad rusa y proteger a los rusoparlantes en Ucrania. Kiev acusa a Moscú de haber iniciado una guerra imperialista para retomar un vecino prooccidental que se liberó del dominio ruso cuando la Unión Soviética se desintegró en 1991.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el jueves que la guerra es el momento más peligroso para Europa desde la Segunda Guerra Mundial y que no se debe permitir que Rusia gane.

(Información de las redacciones de Reuters; escrito por Michael Perry; editado en español por Benjamín Mejías Valencia, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.