Bruselas reflexiona cómo alinear inversiones en transiciones verde y digital

·2  min de lectura

Bruselas, 29 jun (EFE).- La Comisión Europea lanzó este miércoles una reflexión sobre cómo lograr más coherencia y alineamiento en las inversiones en dos de sus principales prioridades, las transiciones verde y digital, y cómo estas pueden "reforzarse mutuamente" en un contexto de tecnologías emergentes e incertidumbre geopolítica, social y económica.

En un informe publicado este miércoles, el Ejecutivo comunitario trata de encontrar áreas en las que ambas transiciones "interactúen" y en las que tenga más sentido centrar las inversiones para que los avances en una beneficien también a su homóloga.

Por ejemplo, señala Bruselas, las inversiones en sensores y datos satelitales en el sector de la energía contribuyen también a reforzar la seguridad energética de la UE al permitir la prevención de interrupciones relacionadas con el clima.

En el mismo sentido, la digitalización y modelización de información sobre edificios ayuda a mejorar la eficiencia energética en ellos, mientras que el reciclaje será una importante fuente de metales y minerales, inevitable para las nuevas tecnologías.

"Comprender esta interacción entre las dos transiciones, al tiempo que se procura una autonomía estratégica abierta, es el camino correcto", señaló el vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva, Maros Sefcovic.

El informe, señala la Comisión, "analiza la mejor manera de alinear estos dos objetivos, sobre todo porque adquieren una importante dimensión de seguridad debido a la actual situación geopolítica", a la luz de la agresión rusa contra Ucrania.

"La energía, el transporte, la industria, la construcción y la agricultura -los cinco mayores emisores de gases de efecto invernadero de la UE, son fundamentales para el éxito de la transición verde y la digital. Las tecnologías desempeñarán un papel fundamental en la reducción de la huella de carbono de estos sectores", apunta el Ejecutivo comunitario.

La UE calcula que serán necesarias inversiones "a prueba de futuro" por valor de 650.000 millones de euros anuales de aquí a 2030 y ve clave que se prioricen actuaciones políticas en áreas como adaptar los sistemas de educación y formación, la gestión estratégica del suministro de materiales y productos básicos críticos, el refuerzo de la cohesión económica y social y la promoción de una diplomacia "verde y digital".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.