Bruno Rodríguez, el joven argentino que habló junto a Greta Thunberg en la ONU: "Estamos frente a una emergencia existencial"

Domitila Dellacha

NUEVA YORK.- Veinticuatro horas después de la mayor manifestación para pedir acciones contra el cambio climático a nivel global, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebró hoy el comienzo la Cumbre de Acción Climática de la Juventud. Al lado de la estrella ambientalistaGreta Thunberg, Bruno Rodríguez, un argentino de 19 años, tomó la palabra como otro embajador del medio ambiente.

Rodríguez fue seleccionado por la ONU como uno de los cien ganadores de los tickets verdes, una iniciativa que recibió más de 7000 postulaciones de jóvenes activistas del mundo.

Este mediodía, en un panel junto a Greta Thunberg y otros jóvenes acompañados por el secretario general de la ONU, António Guterres, Rodríguez remarcó la importancia de trabajar por un futuro mejor.

"La crisis climática es la crisis política, económica y cultural de nuestro tiempo; los comunidad científica es muy clara, y dice que estamos frente a una emergencia existencial", dijo, luego de agradecer la oportunidad a Guterres, y pidió a los líderes del mundo hacer un cambio radical.

Rodríguez habló en representación de la Organización de Estudiantes Argentinos por el Cambio Climático. "Nuestro movimiento entiende que no veremos cambios sin lucha; por eso decidimos salir a la calle, movilizarnos", expresó. Además, denunció a las corporaciones que contaminan y pidió "el fin de la indiferencia de la clase política".

"Vengo de un país latinoamericano, y para nosotros, el concepto de justicia climática es materia de derechos humanos, justicia social y soberanía sobre nuestros recursos naturales", dijo, y detalló que ese es el motivo por el que es necesario que las compañías contaminantes hagan la transición a un camino sustentable. "Podemos hacer esto posible juntos, no hay fronteras para luchar por cambios estructurales".

Para cerrar, Rodríguez se dirigió a Guterres: "Exijamos a los líderes que escuchen a la ciencia y los científicos, y exijamos que actúen sobre eso".

En diálogo con LA NACIÓN, luego de la exposición, el joven detalló que sintió muchísima responsabilidad por haber sido el representante argentino y de los movimientos juveniles en el ámbito más importante de la política internacional.

Al ser consultado por a dónde quiere que el país se dirija en materia ambiental a largo plazo, el activista dijo: "La pobreza, la crisis económica y absolutamente todos nuestros padecimientos en la Argentina tienen que discutirse en el marco de la crisis climática y ecológica. Sino, estos problemas se van a agravar, y los costos que vamos a tener que pagar van a hacer mucho mayores de los que deberíamos pagar para prevenirlos".

Y cerró: "La crisis climática no puede estar divorciada de la justicia social y de la defensa y promoción de los derechos humanos".

"Imparable"

En el panel, Rodríguez también estuvo acompañado por Wanjuhi Njoroge y Komal Karishma Kumar, otros dos jóvenes activistas que abogan por el medio ambiente.

Greta Thunberg, la primera en obtener el micrófono, no habló mucho más de unos pocos minutos. En primer lugar, agradeció al secretario general por haber organizado la cumbre, y dijo: "Ayer demostramos que la gente joven es imparable. Y como hablaré el próximo lunes, dejaré estos jóvenes se puedan explayar".

Guterres, por su parte, hizo hincapié en cómo los jóvenes han decidido ser responsables de asegurarse un futuro y exigir a los líderes del mundo que ejecuten un cambio. Asimismo, el máximo funcionario de la ONU se dirigió a quienes niegan que medidas que respondan a los intereses al medio ambiente no tienen porqué afectar economías. "No es solo una cuestión de glaciares y corales -cuya destrucción es terrible-, es más sobre el sufrimiento de las personas, que será peor y peor con el tiempo. No tenemos tiempo que perder, no tiene sentido seguir subsidiando combustible fósil", lanzó Guterres.

El próximo el lunes, la Organización de las Naciones Unidas -en el marco de la 74 Asamblea General- celebrará la Cumbre de Acción Climática junto a líderes del mundo. La sueca Greta Thunberg volverá al gigantesco edificio ubicado en el este de Manhattan, esta vez, para hablarle a quienes dirigen y administran las grandes potencias del mundo.