Brota nueva teoría conspirativa: Triunfo de DeSantis en Miami-Dade puede demostrar que a Trump le robaron las elecciones

AL DIAZ /adiaz@miamiherald.com

Mike Lindell quiere saber con absoluta certeza con qué facilidad el gobernador republicano de la Florida Ron DeSantis ganó las elecciones en el baluarte demócrata del Condado Miami-Dade en noviembre de 2022, y afirma que los datos podrían ayudar a demostrar que se llevó a cabo una conspiración en las elecciones que favorece al ex presidente Donald Trump.

Lindell, mejor conocido como “My Pillow Guy” gracias a la compañía de ropa de cama por internet que dirige, atacó al Departamento de Elecciones del condado en varias entrevistas que ha dado. Afirma que el departamento no quiere entregar los documentos de las máquinas de votación relacionados con la victoria de 11 puntos de DeSantis en Miami-Dade, un condado que Trump perdió por siete puntos hace dos años.

“Ahora, de repente, el Condado Miami-Dade dice: ‘No podemos dárselos (documentos)‘ ”, dijo Lindell en un reciente segmento de su canal por internet, Lindell TV. “Tienen que darnos esos documentos. Tienen que entregarlos. O, de lo contrario, vamos a ir a buscarlos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lindell es un importante partidario de Trump y una voz destacada que respalda las alegaciones de Trump de que le robaron las elecciones presidenciales del 2020.

Si bien calificó el triunfo de DeSantis como una “anomalía”, Lindell dijo también que el gobernador republicano ganó el condado de manera justa. Señala que las elecciones de 2022, que muestran cómo las máquinas registraron las boletas, podrían revelar que Trump fue estafado en su propia victoria en Miami-Dade en 2020 mediante una “manipulación de máquinas (para votar)”.

DeSantis es el primer candidato a republicano que aspira a gobernador o a la presidencia que gana Miami-Dade en 20 años, y las encuestas muestran que es el principal retador que tendría Trump en la campaña de 2024 para obtener la nominación presidencial republicana.

La entrevista no duró mucho, y Lindell reaccionó airadamente cuando se le presionó para que explicara cómo se dio “una manipulación de las máquinas de votación” en Miami-Dade en el 2020.

“Usted es un periodista lleno de porquería”, le dijo Lindell a un reportero del Herald que le preguntó. “Que tenga un buen día”.

Las cortes han rechazado repetidamente las demandas que alegaban fraude, cuando la campaña de Trump trató de anular los resultados de las elecciones de 2020. Por su parte, Lindell enfrenta una demanda por difamación de $1,300 millones que presentó el fabricante de las máquinas de votación, Dominion Voting Systems por acusaciones de manipulación de máquinas.

Este viernes, Lindell afirmó que el Departamento de Elecciones del Condado Miami-Dade estaba entorpeciendo sus esfuerzos para obtener información de las elecciones del 2022.

“No quieren entregarla y solo nos dan excusas”, dijo. “Es realmente algo repugnante”.

Suzy Trutie, supervisora adjunta del Departamento de Elecciones de Miami-Dade, dijo que no sabía nada de la pelea por los archivos del 2022 en la que está involucrado Lindell.

Según Trutie, la agencia está procesando múltiples solicitudes de registros de votos emitidos.

“Todavía se está trabajando en ello”, dijo.

Traducción de Jorge Posada