Anuncios

La británica que se unió al Daesh pierde el recurso contra la retirada de la nacionalidad

LONDRES, 23 feb (Reuters) -Una mujer nacida en Reino Unido que fue a Siria cuando era una colegiala para unirse al Estado Islámico perdió el viernes su última apelación sobre la retirada de su ciudadanía británica.

El Gobierno británico retiró la ciudadanía a Shamima Begum por motivos de seguridad nacional en 2019, poco después de que fuera encontrada en un campo de detención en Siria.

Begum, quien ahora tiene 24 años, argumentó que la decisión era ilegal, en parte porque las autoridades británicas no consideraron adecuadamente si era víctima de trata, un argumento que fue rechazado por un tribunal inferior en febrero de 2023.

El Tribunal de Apelación de Londres rechazó su recurso el viernes, tras una apelación presentada en octubre.

La jueza Sue Carr dijo: "Podría argumentarse que la decisión en el caso de la señora Begum fue dura. También se podría argumentar que la Sra. Begum es la autora de su propia desgracia".

"Pero no corresponde a este tribunal estar de acuerdo o en desacuerdo con ninguno de los dos puntos de vista. Nuestra única tarea es evaluar si la decisión de privación fue ilegal".

"Hemos llegado a la conclusión de que no lo fue y se desestima el recurso".

El Gobierno acogió con satisfacción la sentencia.

"Nuestra prioridad sigue siendo mantener la seguridad de Reino Unido y defenderemos con firmeza cualquier decisión que se tome con dicho objetivo", dijo un portavoz del Ministerio del Interior.

Los abogados de Begum pidieron a Reino Unido que la repatriara a ella y a otras personas que permanecen en Siria, calificando de "vergonzosa" la negativa a hacerlo.

"Todos los demás países han repatriado a sus nacionales: Francia, Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Canadá, Australia", declaró a la prensa Gareth Peirce, abogada de Begum.

"Todos los países que se encuentran en una situación comparable han visto que no hay otra alternativa que readmitir a sus nacionales. Reino Unido está ahora prácticamente solo".

Reino Unido ha repatriado a 17 personas desde 2019 hasta diciembre, según la organización de derechos humanos Rights and Security International.

"Quiero decir que lamento a Shamima y a su familia que, después de cinco años de lucha, todavía no haya recibido justicia en un tribunal británico y prometerle a ella y prometerle al gobierno que no vamos a dejar de luchar hasta que obtenga justicia y hasta que esté a salvo de vuelta en casa", dijo Daniel Furner, otro de los abogados de Begum.

DEBATE ACALORADO

La sentencia del viernes es el último capítulo de una larga batalla legal, aunque Peirce dijo que necesitaba tiempo para leer adecuadamente el fallo antes de tomar una decisión sobre si pedir permiso para apelar.

En 2020, el Tribunal de Apelación había dictaminado que se debía permitir a Begum regresar a Reino Unido para impugnar de forma justa la retirada de su ciudadanía. Pero esa decisión fue anulada por el Tribunal Supremo al año siguiente.

El caso de Begum ha sido objeto de acalorados debates entre quienes sostienen que se unió voluntariamente a un grupo terrorista y otros que afirman que era una niña cuando se marchó, o que debería enfrentarse a la justicia por cualquier presunto delito en Reino Unido.

La joven abandonó Londres en 2015, con 15 años, y viajó con dos amigos del colegio a Siria, donde se casó con un combatiente del Estado Islámico y dio a luz a tres hijos, todos los cuales murieron siendo bebés.

Begum lleva en el campamento de Al-Roj desde 2019, con miles de otras mujeres y niños extranjeros.

(Información de Sam Tobin; editado por William James; editado en español por Javi West Larrañaga)