“Brigada de solidaridad” de Puerto Rico dice que el FBI quiere saber más sobre su viaje a Cuba

·3  min de lectura
Ariel Cecilio Lemus/Granma

Los miembros de un grupo puertorriqueño anti-embargo que estuvieron un mes en Cuba y fueron invitados de honor en la reciente celebración oficial del 26 de julio dicen que los agentes del FBI los contactaron en busca de información sobre el viaje.

Milagros Rivera, jefa del Comité de Solidaridad con Cuba en Puerto Rico, dijo a la agencia estatal de noticias cubana Prensa Latina que miembros de la Brigada de Solidaridad “Juan Rius Rivera” fueron visitados por agentes del FBI que querían entrevistarlos “informalmente” sobre su viaje de la isla en julio.

Rivera dijo que preguntaron por una menor que viajaba con su madre como parte de la brigada, “información que no obtuvieron”, dijo.

La activista dijo a los medios estatales cubanos que los abogados de derechos humanos aconsejaron al grupo que no hablara con los agentes. Llamó a los esfuerzos del FBI un intento de “criminalizar el trabajo solidario y las visitas a Cuba”.

Rivera no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios. Las llamadas a la oficina del FBI en Puerto Rico no obtuvieron respuesta.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel condenó en Twitter el “acoso” contra la brigada.

Rubio pide al FBI investigar vínculos con Cuba de grupo antiembargo Puentes de Amor

No está claro por qué las actividades de la brigada están bajo el radar del FBI. El grupo, que tomó el nombre de un líder revolucionario de Puerto Rico que luchó en las guerras de independencia de Cuba, viaja a la isla desde hace tres décadas.

Según medios estatales cubanos, que dieron amplia cobertura a su visita, la brigada, con más de un centenar de participantes, llegó a La Habana el 1 de julio y viajó por todo el país. La gira incluyó paradas en un nuevo museo sobre Fidel Castro en La Habana y un mausoleo dedicado al líder guerrillero Ernesto “Che” Guevara en Santa Clara.

Al acto en el museo, en el que la brigada celebró su 31 aniversario, asistieron el nacionalista puertorriqueño Oscar López Rivera, altos funcionarios del Comité Central del Partido Comunista y tres de los cinco espías cubanos que regresaron a la isla en 2014 , entre ellos Fernando González Llort, actual director del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP). El ICAP coordina las actividades de las brigadas de solidaridad en todo el mundo, que son utilizadas en la labor propagandística del gobierno cubano. ICAP también es sospechoso de desempeñar un papel en las actividades de inteligencia de Cuba.

Rivera y alrededor de 60 miembros también participaron en el principal evento político del 26 de julio en Cienfuegos, una conmemoración anual del asalto a un cuartel militar por parte de Fidel Castro y sus seguidores.

El “26 de julio me recuerda a Fidel que entendemos que es el comandante eterno de la humanidad”, dijo Rivera en un video publicado por el Partido Comunista de Cuba en las redes sociales.

Según medios cubanos, la brigada llevó una donación de insumos médicos en su reciente viaje. Sus miembros habían viajado por última vez a la isla en 2019.

A principios de este mes, el senador republicano de Florida, Marco Rubio, escribió una carta al jefe del FBI, Christopher Wray, instándolo a investigar a un grupo de solidaridad similar con sede en Estados Unidos, Puentes de Amor.