"Brújula estratégica": la UE planea una doctrina militar y desarrollar nuevos tanques

Por Robin Emmott
·3  min de lectura
Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, deja una cumbre de la UE en medio de la pandemia de COVID-19, en Bruselas
Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, deja una cumbre de la UE en medio de la pandemia de COVID-19, en Bruselas

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 19 nov (Reuters) - La Unión Europea tiene como objetivo elaborar un documento que sirva como guía de estrategia militar para definir las futuras amenazas, objetivos y ambiciones en materia de defensa, al tiempo que se centra en seis nuevas áreas de desarrollo conjunto de armas, entre las que se incluyen tanques de guerra, dijeron autoridades y diplomáticos.

La "Brújula Estratégica" de la UE, lo más cercano que podría tener el bloque a una doctrina militar conjunta y similar al "Concepto Estratégico" de la OTAN que establece los objetivos de la alianza, es el último paso en la aceleración de los esfuerzos para profundizar la cooperación en materia de defensa de la UE.

Después de cuatro años de hostilidad hacia la OTAN por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la UE, liderada por Francia, quiere convertirse en una potencia militar autónoma a largo plazo, lo suficientemente fuerte para luchar por su cuenta y potencialmente un aliado más útil para los Estados Unidos.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, informará el jueves a los ministros de Asuntos Exteriores de la UE por videoconferencia sobre un análisis confidencial de posibles amenazas de acuerdo con la información de los servicios de inteligencia, antes de que los ministros de Defensa de la UE retomen el trabajo en una reunión virtual el viernes, con el objetivo de entregar un documento final en 2022.

"Necesitamos construir una brújula. Esta es una forma común de ver el mundo, de definir las amenazas y de abordarlas conjuntamente", dijo un alto cargo de la UE.

El documento no sería una lista de amenazas, en parte porque los Gobiernos de la UE tienen diferentes puntos de vista sobre su gravedad. Rusia es vista con más alarma en el Báltico que en Francia, donde la militancia islámica exige más atención, dijeron los enviados.

Sin embargo, la iniciativa se dirige a lo que Borrell ha aludido como "un mayor impulso para fortalecer nuestra capacidad colectiva" desde el pacto de defensa de la UE de diciembre de 2017 para ampliar el poder de fuego independientemente de Estados Unidos.

OPORTUNIDAD PARA PARÍS

La decisión de Reino Unido de 2016 de abandonar la UE, pese a que ha restado una potencia militar al bloque, ha dado a París la oportunidad de impulsar sus viejas ambiciones de alcanzar un mayor papel para la UE en materia de defensa, con el apoyo de Berlín.

Durante la pertenencia de Reino Unido, Londres se resistió a un papel militar importante para la UE, temiendo la creación de un ejército europeo que según las autoridades de Bruselas no está en discusión.

Los ministros de Defensa también recibirán el viernes la primera revisión anual del bloque sobre las capacidades conjuntas, que se espera que establezca 100 áreas para que los Estados las desarrollen conjuntamente a partir de 2025 en seis áreas, incluyendo carros de combate, buques de patrulla marítima, aviones teledirigidos y tecnología de interferencia.

Francia, Alemania, Italia y España esperan que al desarrollar conjuntamente las defensas nacionales, mientras que la UE ahorrará dinero al poner fin a las industrias nacionales competidoras que duplican las armas.

(Información de Robin Emmott; editado por Timothy Heritage; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)