Boris Johnson pide "construir, construir y construir" para derrotar la COVID-19

Por William James
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante un discurso en su visita al Dudley College of Technology en Dudley, Reino Unido, el 30 de junio de 2020

Por William James

LONDRES, 30 jun (Reuters) - El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, prometió el martes sacar a la economía del país de la crisis provocada por el coronavirus, acelerando la inversión en infraestructuras y relajando las normas de planificación inmobiliaria.

A medida que Reino Unido sale del confinamiento, Johnson está tratando de superar las críticas a la gestión de la pandemia por parte de su Gobierno con un plan para reparar el daño económico y reformar el país.

"No podemos seguir siendo simplemente prisioneros de la crisis", dijo Johnson. "Debemos trabajar rápido porque ya hemos visto la vertiginosa caída del PIB".

Su mensaje, pronunciado en una universidad en el centro de la ciudad inglesa de Dudley, se vio empañado por el anuncio de un nuevo confinamiento en Leicester, a apenas 80 kilómetros de distancia, tras un incremento de los contagios de COVID-19, la enfermedad causada por el virus.

No obstante, exhortando a los británicos a "construir, construir y construir", Johnson anunció planes para acelerar el gasto en infraestructuras del Gobierno y "recortar la burocracia" para facilitar el desarrollo inmobiliario..

Prometiendo no recortar el gasto, el primer ministro británico comparó su plan con el programa "New Deal" del expresidente estadounidense Franklin D. Roosevelt en la década de 1930, que incluía proyectos de obras públicas que creaban empleo para ayudar a los Estados Unidos a recuperarse de la Gran Depresión.

"Soy consciente (...) de que suena a un grado inusitado de intervención por parte del Estado, suena a un "New Deal". (...) Si es así, entonces así es como debe sonar", dijo Johnson.

El anuncio de un gasto de 5.000 millones de libras (6.130 millones de dólares) realizado antes del discurso representa alrededor del 5% de la inversión bruta del sector público del año pasado. La mayoría ya se había anunciado y sólo se está adelantando.

La historia británica reciente también muestra que los grandes proyectos de infraestructuras son difíciles de realizar.

Una nueva línea de metro en el centro de Londres está sufriendo demoras y sobrecostes, al igual que un enlace ferroviario de alta velocidad norte-sur. Después de décadas de discusiones sobre la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, el proyecto sigue atascado en desafíos legales.

Los 5.000 millones de libras de inversión acelerada se destinarán a proyectos que incluyen hospitales, escuelas y carreteras.


(1 dólar = 0,8153 libras)


(Información adicional de Elizabeth Piper, Guy Faulconbridge y Andy Bruce, traducido por Jose Elías Rodríguez)