Boris Johnson gana el voto de censura, pero 148 parlamentarios conservadores votaron en su contra

·3  min de lectura

Boris Johnson ha sobrevivido a un intento de los parlamentarios conservadores de sacarlo del número 10, pero más del 40 por ciento de su partido votó en su contra.

El primer ministro ganó el voto de censura, que surgió luego de que 54 de sus diputados exigieran la contienda, pero el margen de 211 votos contra 148 servirá para aumentar las dudas sobre su liderazgo.

Es significativamente más alto que los 120-130 rebeldes que se esperaba ampliamente, y un resultado mucho peor que cuando Theresa May enfrentó una contienda similar.

Un conservador de alto rango advirtió sobre “una guerra de guerrillas” en su partido hasta las próximas elecciones generales, con más intentos de derrocar a Johnson tras el escándalo de las fiestas durante el confinamiento de covid-19.

Y Rory Stewart, el excandidato al liderazgo conservador, pronosticó: “Este es el final para Boris Johnson. La única pregunta es cuánto tiempo se prolonga la agonía”.

May ganó un voto de censura en diciembre de 2018, pero se vio obligada a renunciar solo cinco meses después cuando el golpe de 117 parlamentarios que se volvieron contra ella minó su autoridad.

Johnson se prepara para perder dos elecciones parciales cruciales a finales de este mes y enfrenta una investigación de la Cámara de los Comunes sobre si mintió al parlamento con respecto a las fiestas en el número 10.

El resultado se reveló después de que los 359 parlamentarios conservadores entraran en tropel a la sala de un comité de Westminster para participar en la votación secreta; sus teléfonos móviles fueron confiscados para evitar que salieran fotos.

Los ministros del gabinete se habían movilizado, pero algunos conservadores escoceses abandonaron al primer ministro, mientras que May emitió su voto, casi con seguridad en contra de Johnson, con un vestido azul brillante.

Keir Starmer señaló el resultado como una nueva prueba de que “los conservadores divididos respaldan a Boris Johnson sin un plan para abordar los problemas que enfrenta”.

“No pretendo que yo o mi partido lo hagamos todo bien, pero prometo que cuando no lo hagamos, siempre seremos honestos con ustedes”, dijo el líder laborista.

Charles Walker , exvicepresidente del Comité 1922 de diputados conservadores, dijo antes de que se conociera el resultado que una gran revuelta no haría que el partido “apoyara al primer ministro”.

“¿O habrá una tentación de tener una guerra de guerrillas durante los próximos seis, doce, dieciocho, veinticuatro meses?”, preguntó.

Ed Davey , el líder liberal demócrata, pidió a los conservadores que se preocupan por la “integridad y la decencia” que renuncien a la bancada del partido y se sienten como independientes.

“Aunque Boris Johnson se ha aferrado hoy, no se equivoquen, su reputación está hecha jirones y su autoridad ahora está totalmente destruida”.

Pero Nadhim Zahawi, el secretario de educación, afirmó que Johnson había obtenido una victoria “hermosa”, y explicó: “Es una boleta electoral. 50 más uno es mayoría. Boris lo hizo mucho mejor que eso”.

El hecho de que los 359 parlamentarios conservadores participaran significa que el parlamentario arrestado bajo sospecha de violación y otros delitos sexuales y al que se le ordenó mantenerse alejado de Westminster, votó a través de un apoderado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.