Bonilla olvida su promesa de municipalizar el agua; propone una ‘supersecretaría’ para controlarla

Iyari Aranda

El Gobierno Estatal presentó esta semana al congreso local una iniciativa para crear la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua, aunque durante la campaña a gobernador, Jaime Bonilla prometió la municipalización del agua.

En un comunicado de prensa, el secretario general de gobierno, Amador Rodríguez dijo que “con la creación de esta nueva Secretaría del Agua, la actual administración, busca retomar el control, vigilancia y transparencia del manejo del agua”.

Sin embargo, el hoy gobernador prometió en entrevista para Gato x Liebre, el ejercicio periodístico que revisó la promesas de campaña de los candidatos en 2019 que “los municipios deben controlar sus recursos hídricos”.

“Con respecto a la municipalización del agua, que es una de mis propuestas, creo que todos los municipios deben de controlar sus recursos hídricos”, aseguró Bonilla durante la entrevista publicada el 15 de abril de 2019.

De acuerdo a la iniciativa, se pretende que la secretaría dirija la administración y operación de los organismos operadores del agua, que conducen, sanean, comercializan y tratan el agua bajo las figuras de organización que considere conveniente.

La iniciativa de decreto también contempla dirigir la desalinización de agua en el estado.

No se contempla la desaparición de la Comisión Estatal del Agua de Baja California, si no que esta opere bajo la dirección de la secretaría.

“Esta nueva dependencia cuente con amplias facultades para la supervisión, ejecución, control y sanción del agua” de jurisdicción estatal y federal, dice la iniciativa.

Rodríguez dijo que para crear la secretaría, se propone reformar artículos de cinco leyes estatales; la Ley Orgánica de la Administración Pública del  Estado, la Ley de Fomento a la Cultura del Cuidado del Agua, La Ley de la Comisiones Estatales de Servicios Públicos, y la ley que Reglamenta el Servicio de Agua Potable.

El secretario general dijo en el comunicado que el manejo del agua era “discrecional e irresponsable en administraciones panistas anteriores” y que con la nueva secretaría se buscará abatir la cartera vencida y la corrupción heredada”.

En la revisión de la propuesta del candidato, el investigador Víctor Espinoza Valle, del Colegio de la Frontera Norte (Colef), dijo que se trataba de una propuesta viable, pero que el agua ha sido “la caja chica o grande” de los gobiernos estatales y no se ha querido municipalizar.

Además se presentaron tres iniciativas adicionales: 

La reforma al artículo 26 de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado para transferir las atribuciones en materia penitenciaria con las que contaba la Secretaría General de Gobierno, y trasladarlas a la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario, quien sería la autoridad penitenciaría estatal.

La reforma a diversos artículos de la Ley del Periódico Oficial de Baja California, con el objeto de transformarlo hacia la innovación tecnológica, y que la publicación del mismo sea digital y excepcionalmente impreso a petición de parte.

Por último, reforma a la Ley de Salud del Estado, para que la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), se convierta en un organismo público descentralizado.