Lo Bomba de Puerto Rico feliz de estar en la lista de campeones de su isla

·3  min de lectura

El solo hecho de estar en la lista pone feliz a Jonathan González. Que lo mencionen en la extensa y orgullosa lista de los campeones de boxeo de Puerto Rico llena de satisfacción a este peleador que hizo historia cuando superó al mexicano Elvin Soto y conquistó el cetro de las 108 libras.

González (25-3-1, 14 KO) defenderá su título de peso minimosca junior de la OMB contra Mark Anthony “Baby Boy” Barriga (11-1, 2 KO) en el evento principal de la promotora ProBox que tendrá lugar este viernes en Kissimmee, Florida, delante de miles de boricuas.

Aunque le dicen.”La Bomba’‘ González parece casi un filósofo cuando habla de su vida y de cómo ha vencido fuertes obstáculos para convertirse en uno de los mejores peleadores del momento. Sin embargo, el filipino Barriga viene con todo a arrebatarle la corona y delante de su gente.

¿Cómo ha sido el campamento para esta pelea?

“Esta preparación ha sido distinta, sino lo mejor en cuestiones de alimentación, hidratación, la física. He sido bien disciplinado. Pelear en Kissimmee es una bendición, porque casi es parte de Puerto Rico. Voy contra un ex olímpico y nos hemos enfocado en su estilo y estamos listos para demostrar que soy el mejor en mi categoría’‘.

¿Qué significó el triunfo sobre Soto?

“Recuerdo que trabajé mucho la condición física. Sabíamos que no teníamos el poder para noquear a Soto. Hicimos un plan de ir hacia su mano derecha para que él me la tirara, pero yo estaba listo para pasársela. Recuerdo que corrí y corrí, seis días a la semana y eso me dio el triunfo’‘.

¿Cuánto cambió tu vida después de eso?

“Me siento en mi casa y miro la faja mil veces. No estoy al nivel de Miguel Cotto, ni de Wilfredo Gómez. Llenar los zapatos de Tito Trinidad es demasiado difícil, pero estoy en el listado con ellos. Soy el campeón de Puerto Rico número 62. Dentro de 20, 40 o 100 anios seré mencionado como campeón mundial y eso para mi es enorme’‘.

Tres peleas antes de Soto, tuviste una dura derrota

“En esa pelea, el día del pesaje vi a Kosei Tanaka y lo vi bien demacrado. Me dije que ese tipo no me podía ganar, pero el día de la pelea vi que ese hombre era cuatro veces más grande Yo me trepaba en 125 o 126, pero ese hombre estaba en 140 libras. Fue una gran pelea, pero la inteligencia de él fue la diferencia’‘.

¿Cómo te levantaste?

“Después de esa pelea, Paco Valcarcel de la OMB y el senor Honda de Japón, me dijeron que bajara a las 108 libras que me iban a dar la oportunidad. Antes de Soto me ofrecieron a Ken Shiro, pero yo les dije que no iba a pelear en Japón. Quería pelear en Estados Unidos contra Soto’‘.

¿Cómo fue ese proceso mental?

“No rendirse. El mundo no se acaba. Estos nenes viven una derrota y se desmotivan. Cuántas derrotas no tuvo Orlando Salido antes de ser campeón, Bernard Hopkins, Alí, Michael Jordan. Una derrota no debería afectarte. Solo tienes que trabajar más duro para vencer al otro’‘.’

¿De dónde viene esa fortaleza mental?

“Los golpes de la vida. La vida me ha dado duro, desde el fallecimiento de mi mamá a otras cosas personales. Somos seres humanos, tenemos sentimientos. Pero lo otro es trabajo: bajar de peso, correr. Eso es lo de menos, no nos vamos a morir por el entrenamiento’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.