Bolsonaro dice que para salir de la crisis del coronavirus se necesita una cura, no una vacuna

·1  min de lectura
Imagen de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante la Ceremonia de Anuncio de Resultados del Estudio Clínico COVID-19 en el Palacio de Planalto, en Brasilia
Imagen de archivo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante la Ceremonia de Anuncio de Resultados del Estudio Clínico COVID-19 en el Palacio de Planalto, en Brasilia

BRASILIA, 26 oct (Reuters) - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el lunes que sería más fácil y barato invertir en una cura para el COVID-19 más que en una vacuna, en una clara señal de que se está posicionando cada vez más en contra de los programas de inoculación.

"Daré mi opinión personal: ¿no es más barato y fácil invertir en una cura más que en una vacuna?", afirmó Bolsonaro a sus seguidores al exterior del palacio presidencial en Brasilia.

Bolsonaro, quien se contagió y se recuperó del COVID-19 en julio, ha minimizado en repetidas ocasiones la gravedad del virus y sigue promocionando el fármaco contra la malaria cloroquina como una cura pese a las crecientes pruebas de que no funciona.

En Brasil han muerto más de 150.000 personas por el COVID-19, la segunda tasa más alta después de Estados Unidos.

La cloroquina fue promocionada también por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero ha ido quedando relegada en la lista de tratamientos potenciales contra el coronavirus después de que reiterados estudios científicos no lograron hallar pruebas significativas de su efectividad.

"Soy un ejemplo, tomé cloroquina, otros tomaron invermectin y otros Annita", dijo Bolsonaro, refiriéndose a dos fármacos antiparásitos de amplio espectro.

"Todo indica que los que tomaron alguna de estas tres alternativas pronto se curaron", agregó sin aportar pruebas científicas que respalden sus palabras.

Ninguna de las medicinas mencionadas por Bolsonaro ha demostrado funcionar y no están autorizadas para el tratamiento del COVID-19 en Europa, por ejemplo.

(Reporte de Lissandra Paraguassu; escrito por Gram Slattery; editado en español por Carlos Serrano)