Bolsonaro se queja de un senador que lo grabó y divulgó la conversación

Agencia EFE
·2  min de lectura

Brasilia, 12 abr (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se quejó este lunes de un senador con el que tuvo una conversación telefónica sobre una investigación relacionada con la pandemia de covid-19 que el legislador grabó y divulgó en sus redes sociales.

"Fui grabado en una conversación telefónica. ¿A qué punto hemos llegado en Brasil?", protestó el mandatario frente a un grupo de seguidores a las puertas de su residencia oficial en Brasilia.

El autor de la grabación y quien divulgó el audio fue el senador Jorge Kajuru, de la base oficialista y que en esa conversación intentaba justificar su apoyo a la apertura de una investigación parlamentaria sobre la gestión que el Gobierno ha hecho de la pandemia de coronavirus.

En el audio se escucha a Bolsonaro protestando por el hecho de que esa investigación se limite apenas a la actuación del Gobierno federal y no incluya a gobernadores y alcaldes, a los que acusa de haber desviado recursos recibidos del Ejecutivo para el combate a la pandemia, que ya ha matado a más de 353.000 personas en el país.

Bolsonaro le pide incluso al senador Kajuru que actúe para que el marco de la investigación sea ampliado, pues "de otro modo solamente serán afectados" su Gobierno y algunos de sus colaboradores, entre los que cita al general Eduardo Pazuello, exministro de Salud y ya investigado por los tribunales por su gestión de la pandemia.

El gobernante también se quejó, como ya ha hecho públicamente, de que el Senado no dé curso a diversos pedidos de destitución que ha recibido contra cuatro de los once miembros de la Corte Suprema, que ha reafirmado la potestad de gobernadores y alcaldes para decidir sobre medidas de combate a la covid-19, que Bolsonaro rechaza.

Aun cuando el mandatario protestó por la grabación y posterior divulgación de esa conversación, el senador Kajuru aseguró que le avisó que la registraría y la divulgaría en sus redes sociales.

"Le avisé y me respondió 'está todo bien, todo lo que dije está dicho'", aseguró el senador.

Según la oposición, la conversación revela que Bolsonaro intenta "interferir" tanto en el Senado como en el Supremo, lo cual fue calificado de "escandaloso" por la diputada y presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

En su opinión, se trata de una "maniobra" para "cargar contra los gobernadores, los alcaldes y la Corte Suprema, y salvar la piel de Bolsonaro y su Gobierno", que según la oposición es "responsable" del descontrol de la pandemia, cuya verdadera gravedad ha sido puesta en duda por el mandatario desde el propio inicio.

(c) Agencia EFE