Bolsonaro agita el fantasma del fraude: “O hacemos elecciones limpias o no hacemos elecciones”

·4  min de lectura
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
Eraldo Peres

RÍO DE JANEIRO.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, intensificó el jueves sus declaraciones sobre un posible fraude en las elecciones presidenciales del año próximo y dejó entrever que podrían ser canceladas a menos de que se efectúe una reforma al sistema de votación.

“O hacemos unas elecciones limpias en Brasil o no hacemos elecciones”, dijo el mandatario ante simpatizantes en la capital, Brasilia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante semanas, Bolsonaro ha puesto en duda el sistema de votación electrónica que se utiliza desde 1996 al aseverar que el fraude ha empañado los comicios, como en los que participó en 2018. Afirma que debió haber ganado en primera vuelta. El tribunal electoral le ordenó el mes pasado presentar las pruebas del fraude, lo que no ha hecho a la fecha.

Jair Bolsonaro, en una conferencia de prensa con su ministro de Salud, Marcelo Queiroga (Photo by EVARISTO SA / AFP)
EVARISTO SA


Jair Bolsonaro, en una conferencia de prensa con su ministro de Salud, Marcelo Queiroga (Photo by EVARISTO SA / AFP) (EVARISTO SA/)

Esta semana, Bolsonaro dijo durante una transmisión en vivo en redes sociales que podría rechazar los resultados de las elecciones de 2022 en caso de perder.

Efectividad, desarrollo y uso pediátrico: cinco claves de la vacuna de Moderna

El mandatario ha exigido al Congreso que apruebe una reforma constitucional para que se entregue una impresión de cada voto emitido en el sistema electrónico. Si se adoptara este cambio, se entregaría el comprobante del voto electrónico al elector, quien lo depositaría después en una urna sellada.

El gobernante y quienes están a favor de la reforma aseguran que la modificación permitiría un recuento manual en caso de sospecha de irregularidades. Quienes se oponen a la medida, entre ellos los actuales y próximos presidentes del tribunal electoral, cuyos tres integrantes son ministros del máximo tribunal del país, aseguran que el actual sistema ya permite auditar el voto y el cambio solo daría pie a que se presenten aseveraciones infundadas de fraude.

Bolsonaro va abajo en las recientes encuestas frente a su némesis, el expresidente Luis Inacio Lula da Silva, y debido sus afirmaciones de fraude, analistas se dicen preocupados de que el mandatario pudiera estar preparando su propia versión de la toma del Capitolio del 6 de enero en Washington, donde simpatizantes de Donald Trump aseguraron que le habían robado la victoria.

Desaprobación

El índice de desaprobación de Bolsonaro subió al nivel más alto desde que llegó al poder hace dos años y medio, y el líder de extrema derecha también quedó rezagado frente a su principal rival antes de las elecciones de 2022, mostró el jueves una encuesta. El sondeo, realizado por la encuestadora brasileña XP/Ipespe del 5 al 7 de julio, mostró que el apoyo de los votantes a Bolsonaro caía hasta 14 puntos porcentuales detrás de Lula.

De acuerdo a la encuesta, el 52% dijo que el gobierno de Bolsonaro está haciendo un trabajo “malo/terrible”, frente al 50% en la encuesta de junio. Ese es el nivel más alto desde que comenzaron estos sondeos en enero de 2019, cuando Bolsonaro asumió el cargo. Esa cifra aumentó de manera constante desde el 31% en octubre, en momentos en que una segunda ola de la pandemia y una inflación casi que se cuadruplicó a más del 8% ha obligado al gobierno a extender las transferencias de efectivo de emergencia a millones de familias pobres.

La mitad de los consultados dijeron que esperan que Bolsonaro haga un trabajo “malo/terrible” durante el resto de su presidencia, frente al 47% en junio. Es el nivel más alto desde que comenzaron los sondeos.

Antes de las elecciones del próximo año, el ex presidente izquierdista Lula reforzó su ventaja sobre Bolsonaro, mostró la encuesta. Aunque ninguno de ellos ha anunciado su candidatura, se espera que las elecciones de 2022 se definan en una segunda vuelta entre las dos polarizadas figuras. En una votación simulada de primera ronda, Lula vio cómo su respaldo subía al 38% desde el 32% en la encuesta de junio.

El apoyo a Bolsonaro para la primera vuelta cayó dos puntos porcentuales, al 26%. Un posible enfrentamiento en un ballottage mostró que el apoyo a Lula aumentó a 49% desde 45% en la encuesta anterior, mientras que el de Bolsonaro descendió a 35% desde 36%.

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.