Biosimilares: cuál es el rol del paciente

LA NACION
·4  min de lectura

Los profesionales coinciden en que la educación del médico y el paciente y el diálogo continuo entre todos los actores es clave para el éxito de la introducción de las terapéuticas con biosimilares como un instrumento de ahorro. "Sigue habiendo una concepción muy paternalista del médico: el médico sabe y le va a transmitir al paciente lo que tiene que hacer. Tenemos que, de a poco, ir cambiando esa concepción, empoderando al paciente, brindarle información y ser compañeros en el tratamiento de las enfermedades, más aún en aquellas que son crónicas. Los pacientes tienen que entender todos los detalles de su enfermedad" reflexiona Eduardo Mysler (MN 76055), director médico de la Organización Médica de investigación (OMI).

VER MAS. Desafíos del sistema de salud: sustentabilidad, ahorro y acceso a tratamientos

"En estos tipos de tratamiento, cuando le cambiás la medicación al paciente, la mayoría acepta. Pero hay una parte que no porque sufrió algún evento adverso al tratarse de una terapia levemente diferente, biosimilar. En muchos casos, se trata del denominado efecto nocebo: una percepción perjudicial ante el cambio de una terapéutica. Entonces, a la hora de discutir el precio es importante mantener el valor. Porque si ante el cambio de medicamento, el paciente lo va abandonar, ganás en precio pero perdés en valor. Y uno siempre tiene que ganar en valor. Fuimos aprendiendo en que es importante indicar biosimilares a pacientes nuevos y después a los pacientes estables para así lograr una reducción en el precio, un aumento en el acceso y tener más gente que efectivamente esté tratada" señala el profesional. "En este sentido, es clave entender la importancia de los medicamentos bien hechos. El gran problema es tener miedo a comprar algo que sea malo y esto aplica a los medicamentos. Los medicamentos deben tener certificación de calidad, tienen que ser fabricados por laboratorios buenos, que les trasmitan buenos datos a los médicos. Además, tienen que tener estudios que respalden su utilidad y efectividad. La ANMAT es un organismo muy serio, con gente muy calificada, que certifica los medicamentos. Es importante que el paciente cuente con esa información para evitar el efecto nocebo" asegura el especialista.

VER MÁS. Biosimilares: un instrumento útil para la sustentabilidad del sistema

La organización de pacientes "Donde quiero estar" comenzó a trabajar en el año 2006 en un amplio programa de contención a los pacientes que cursaban su tratamiento en la sala de quimioterapia del Hospital de Clínicas de la Ciudad de Buenos Aires. "A partir de esta experiencia es que empezamos a ver otras problemáticas. Por ejemplo, pacientes que no volvían al hospital, a los que todo les resultaba complicado, que les faltaba un papel, que no les entregaban la medicación" explica María De San Martin, Fundadora y Directora Ejecutiva de la Fundación Donde quiero estar. "La realidad del paciente es diferente en los distintos puntos del país, porque tenemos un sistema de salud totalmente fragmentado en términos territoriales y de cobertura. Hoy hay pacientes sin cobertura en el AMBA. No reciben la medicación, no tienen respuesta porque los teléfonos están colapsados. Y faltan todas las medicaciones, no solo las de alto costo. Desde el sentido común, te puedo decir que las reducciones del costo impactan en que el acceso sea mayor porque podes compras más. Es bueno que haya competencia, siempre y cuando, la calidad se mantenga. Pero hoy faltan todas las drogas," describió De San Martin.

"El paciente tiene que saber cuáles son todas las opciones terapéuticas. Nosotros queremos ayudar a las autoridades, contribuir con el sistema de salud y ser intermediarios. Por eso empezamos a trabajar ayudando con el papeleo y la burocracia y desarrollamos un programa de acceso. Hoy somos cuatro personas de la organización dedicadas a este programa y una de ellas, que es trabajadora social, brinda orientación por WhatsApp de forma directa. El paciente manda una foto de la receta y del DNI y les indica adónde tienen que ir y qué tienen que llevar. Y desarrollamos varias guías de trámites que están disponibles en la web mundocancer.com. De a poco, el objetivo es sistematizar toda la información de las guías de trámites para ayudar a quienes no tienen cobertura, al paciente que googlea, médicos y enfermeras porque el sistema de trámites va cambiando todo el tiempo. Queremos ser útiles para el prestador de servicios y para el paciente. En este sentido es que la visión del paciente para el diseño de políticas públicas es muy importante. Hay que armar mesas de trabajo. Hay que profesionalizar la visión del paciente. Hay muchas necesidades y problemáticas que no se ven. Hay aspectos prácticos que se pueden resolver si se trabaja junto con los pacientes".

________________________________________________________

Content LAB es la unidad de generación de ideas y contenidos de LA NACION para las marcas con distribución en sus plataformas digitales y redes sociales. Este contenido fue producido para un anunciante y publicado por el Content LAB. La redacción de LA NACION no estuvo involucrada en la generación de este contenido.