Biden conmemora en Arlington el Día de los Caídos en Guerras

·2  min de lectura

ARLINGTON, Virginia, EE.UU. (AP) —

El presidente Joe Biden rindió tributo el lunes a quienes han muerto en las guerras de Estados Unidos durante una ceremonia realizada en el Cementerio Nacional de Arlington el Día de los Caídos en Guerras, donde depositó una corona de flores y elogió los sacrificios de quienes murieron por el bien de la democracia, “el alma de Estados Unidos”.

Biden mencionó batallas icónicas de la historia, mientras imploraba a los estadounidenses estar por encima de las divisiones que afectan la unión.

La primera dama Jill Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el segundo caballero Doug Emhoff acompañaron a Biden en una ceremonia solemne ante la Tumba del Soldado Desconocido del cementerio situado en el estado de Virginia, que está dedicada a los militares estadounidenses caídos cuyos restos no han sido identificados.

Con el rostro lleno de emoción, Biden se acercó a la ofrenda floral, sujetándola con las manos en reflexión silenciosa antes de persignarse. Sus ojos se llenaron de lágrimas. Los dignatarios y familiares de militares reunidos permanecían silenciosos y en actitud solemne; el estridular de las cigarras era fuerte.

Luego, llamó a toda la ciudadanía a rendir tributo a los héroes caídos mediante la remembranza de su lucha por los ideales de la nación.

“Esta nación se construyó sobre una idea”, declaró Biden en su discurso en Arlington. “La idea de libertad y oportunidad para todos. Nunca hemos cumplido totalmente con esa idea de nuestros próceres, pero cada generación ha avanzado un poco más”.

El mandatario centró gran parte de su discurso en la importancia de la democracia, afirmando que ésta prospera cuando sus ciudadanos pueden votar, cuando se respeta la libertad de prensa y cuando todos gozan de igualdad de derechos.

“Generación tras generación de héroes estadounidenses han acudido a luchar porque todos entienden la verdad que palpita en todo corazón estadounidense: que la liberación, la oportunidad, la justicia son mucho más probables en una democracia que en una autocracia”, expresó Biden. “Estos estadounidenses no luchaban por los dictadores, luchaban por la democracia. No luchaban para excluir o esclavizar, luchaban para construir, ampliar y liberar”.

Pero insinuó que estos ideales están en peligro.

“El alma de Estados Unidos está avivada por la eterna batalla entre nuestros peores instintos, que hemos visto últimamente, y nuestros mejores ángulos”, comentó. “Entre el 'yo primero' y el 'nosotros, el pueblo'. Entre la avaricia y la generosidad, la crueldad y la amabilidad, el cautiverio y la libertad”.

Después de la ceremonia, los Biden caminaron entre las hileras de la Sección 12, uno de los principales sitios de entierros para miembros de las fuerzas armadas que murieron en el extranjero y fueron repatriados a Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.