Biden abre la puerta de la residencia permanente para miles de inmigrantes

Agencia EFE
·4  min de lectura

Los Ángeles, 26 feb (EFE News).- Miles de indocumentados dentro de Estados Unidos que esperaban obtener su residencia permanente por medio de una petición familiar ven nuevamente una “luz al final del túnel” después que el presidente Joe Biden ordenó reanudar la emisión de las “tarjetas verdes”, que fue suspendida por su predecesor Donald Trump durante la pandemia de covid-19.

“Estábamos desesperados, sin una salida a nuestra situación, pero ahora con esta decisión del presidente Biden estamos más optimistas. Se ve la luz al final del túnel”, dijo a Efe Dora, una mexicana residente de Los Ángeles que lleva 30 años esperando legalizarse.

PERJUICIO A ESTADOS UNIDOS

El optimismo de la inmigrante, oriunda del estado de Sinaloa, se da tras conocerse que la Administración demócrata echó abajo el 24 de febrero una medida expedida por el Gobierno del hoy expresidente Donald Trump en abril del 2020, que vetaba el ingreso de algunos inmigrantes por considerarlos un "riesgo para el mercado laboral de Estados Unidos durante la recuperación económica después del brote del coronavirus".

Entre los afectados se contaban los beneficiados con la lotería de visas y familiares de residentes permanentes o ciudadanos estadounidenses, que incluso ya tenían visas de inmigrante aprobadas.

Biden señaló en su proclamación del miércoles pasado que impedir la llegada de estas personas "no promueve los intereses de Estados Unidos".

"Por el contrario -indicó-, perjudica a Estados Unidos al impedir que ciertos familiares de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales se reúnan con sus familias aquí".

MILES DE FAVORECIDOS

La decisión fue aplaudida por los extranjeros que están esperando en sus países de origen, pero también por aquellos indocumentados que sometieron sus procesos dentro de EE.UU.

“Miles de indocumentados que han vivido por décadas y que están esperando legalizarse son favorecidos por esta decisión”, considera la abogada de inmigración Jéssica Domínguez.

Ese es el caso de Dora, que tenía un caso competo en el Centro Nacional de Visas (NVC) desde junio de 2019 por una solicitud hecha por su esposo, quien es residente permanente.

La mexicana llegó a Estados Unidos en 1990, junto con sus dos hijas mayores, y ha estado esperando todos estos años para hacerse residente permanente.

“Ha sido muy duro. Mi papá murió en México, y no pude ir a su funeral”, reflexiona la inmigrante de 55 años.

La proclamación de Trump (revocada por la de Biden) había afectado todas las solicitudes de familiares de residentes permanentes, y las peticiones de los padres, hijos mayores de 21 años, y hermanos de ciudadanos estadounidenses.

“Teníamos miedo de que mi mamá pudiera ser perjudicada por Trump, pero ahora nos sentimos aliviados y sabemos que podremos seguir adelante sin tanto problema”, contó a Efe José Castiblanco, un ciudadano estadounidense que tiene un proceso abierto para legalizar a su madre de 62 años, a quienes les cancelaron una cita programada en el consulado de EE.UU. en Ciudad Juárez, México.

LAS VISAS PERDIDAS

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) advirtió en un comunicado que por la proclamación de Trump más de 120.000 visas familiares se perdieron en el año fiscal 2020, así como miles de visas de diversidad.

"Esta prohibición fue una tragedia evitable que ha mantenido separaos a padres y madres de hijos, cónyuges de cónyuges, y ha exacerbado el estrés y la ansiedad durante el último año para muchas familias”, dijo en un comunicado Jesse Bless, director de Litigios Federales de AILA.

RECLAMAN AGILIDAD

Ante la buena noticia, el abogado de inmigración Fernando Romo, abogado de inmigración y principal asesor de la Asociación de Salvadoreños de Los Ángeles (ASOSAL), advierte a Efe que el Gobierno de Biden y sus departamentos de Seguridad Nacional y de Estado necesitarán una gran coordinación para poder deshacer el atasco creado por la Administración Trump.

“No es como que esto va a ser de la noche a la mañana. El Gobierno ha dado unas prioridades a los consulados, que se enfocarán en reprogramar las citas que fueron canceladas en marzo pasado por la pandemia. Va a ser un nuevo reto para que muchos no pierdan la vigencia de sus procesos”, subraya Romo.

MÁS ACCIÓN

Por su parte AILA ahondó en la situación creada por Trump y recordó que aún está vigente otra de las prohibiciones de visas emitida bajo la Proclamación 10052, que continúa bloqueando la entrada de trabajadores extranjeros temporales, y la orden que requiere un seguro médico para la entrada de inmigrantes.

“El faro de promesa de Estados Unidos solo puede brillar cuando la Administración levante por completo todas las censurables prohibiciones del expresidente Trump”, resumió AILA en un comunicado.

(c) Agencia EFE