El último beso de Chester Bennington y su viuda

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 21 (EL UNIVERSAL).- Este miércoles se cumplieron cinco años desde que Chester Bennington, líder de Linkin Park, falleció.

En 2017, una de las voces más poderosas del rock de principios de los 2000 se apagó, dejando un hueco en la historia de la música, en el corazón de sus seguidores, y una ausencia insustituible en la vida de su esposa Talinda Bennington y sus seis hijos, por lo que -en su aniversario luctuoso- la madre de tres de ellos no dudo en recordar el último beso que compartieron.

Ha pasado un lustro desde que Bennington abandonó este plano y su esposa lo recordó con un emotivo vídeo –en TikTok-, donde narra el último recuerdo que compartió con el músico, en el que le dio un beso, aunque no sabía que sería un beso de despedida: "Simplemente sentada, aquí pensando que no puedo creer que hayan pasado cinco años desde la última vez que te vi y me despedí de tu dulce rostro con un beso".

Para musicalizar el video, Talinda usó el tema "Give Me Your Name", interpretado por Dead By Sunrise, la otra banda de la que fue líder Chester, a partir del 2009. La publicación, además, estuvo acompañada de una descripción en la que demuestra lo difícil que ha sido lidiar con su partida: "Cinco años. No pensé que podría respirar tanto tiempo sin ti. Descansa en paz, mi amor".

Pese a que Talinda rehízo su vida amorosa, a lado de Michael Friedman –un bombero americano-, con quien se casó en 2020, no deja de llamar a Bennington como su amor y demostrar abiertamente todo los sentimientos que guarda por el padre de sus hijos:

"El dolor no se hace más fácil, pero te acostumbras, es lo que dicen. No estoy segura de creer eso en absoluto. No hay manera de acostumbrarse a este tipo de duelo", escribió en una dedicatoria, el día en que el músico cumpliría 47 años.

Talinda Bennington se casó con Chester en 2005, compartieron doce años juntos, a través de los que concibieron a tres de los hijos del músico; Tyler Lee (16), Lily (11) y Lily (10). Estuvieron juntos hasta julio del 2017, cuando el cantante se quitó la vida en la propiedad que compartían en Palos Verdes Estates, un condado ubicado en Los Ángeles. Pocos días antes habían emprendido un viaje familiar a Arizona, pero cuando se acabaron las vacaciones, optó por regresar sólo a casa, pues necesitaba concentrarse y trabajar.

Su deceso ocurrió el 20 de julio, sólo cuatro meses después de haber cumplido los 41 años. Su cuerpo fue encontrado a las 9:20 horas, por el Departamento Médico Forense de Los Ángeles –según informó en ese momento "BBC"-, indicando que la causa de la muerte había sido por ahorcamiento.

"Rolling Stone" publicó que a finales de mayo del 2017, Bennington dedicó parte de uno de sus conciertos a honrar a su amigo Chris Cornell, quien se había suicidado el 18 de ese mismo mes, antes de interpretar una versión acústica de "Hallelujah", el músico expresó lo mucho que le había enseñado el amigo que acaba de perder.

"Tu voz era alegría y dolor, ira y perdón, amor y angustia, todo en uno. Supongo que eso es lo que todos somos. Me ayudaste a entender eso", reiteró en su cuenta de Twitter.

Dos meses más tarde, Bennington también fallecería a causa de un suicidio, orillado por la depresión y su lucha contra la adicción que, lo acompañó a lo largo de los años, y de la que siempre habló abiertamente. Sin embargo, el momento en que ocurrió tomó por sorpresa a las personas más cercas a él, ya que se le había visto muy entusiasmado, creando nueva música, pues –recientemente- había escrito seis canciones. Además, estaba a punto de emprender una gira junto a Linkin Park de 29 fechas por todo Estados Unidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.