Bellas Artes se rinde ante la trayectoria de Silvia Pinal

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 29 (EL UNIVERSAL).- Bellas Artes abrió sus puertas para recibir a una de las estrellas más grandes del firmamento. Silvia Pinal llegó a su propio homenaje vestida de negro, con un traje lleno de brillos plateados, que solo se comparaban con su propia luz, y que la hacían relucir en el tercer palco del teatro del afamado recinto.

Acompañada de su hija, Sylvia Pasquel, a su lado izquierdo observa y escucha atentamente cómo la actriz Diana Bracho le rinde homenaje con sus palabras:

"Hablar de ti es hablar de una artista que ha sido pionera en las industrias del cine el teatro y el arte de nuestro país", señala Bracho en la esquina de un escenario que tiene de fondo los ojos de una joven Silvia Pinal.

Para reconocer la impresionante trayectoria de la Diva del cine mexicano se reunieron decenas de personalidades del medio artístico como Ignacio López Tarso, quien al igual que Silvia llegó en silla de ruedas, Norma Lazareno quien afirmó: "eres una amiga a quien llevo en el corazón" y Sergio Corona, que recordó cuando bailaba con ella.

El homenaje comenzó con un recuento de su paso por el cine, se exhibió el capítulo "Viridiana, Buñuel y Silvia Pinal", recordando el inicio de la carrera internacional de Pinal, quien después trabajó dos películas más con el afamado cineasta español.

Silvia Pinal es pionera del teatro musical en México, por eso el reconocimiento incluye la presentación de cuatro musicales emblemáticos de la actriz: "¡Qué tal Dolly!", "Gypsy", "Anny es un tiro" y "Mame", que serán interpretadas por Bianca Marroquín, Fela Domínguez, Alan Estrada y la participación espacial de su nieta Stephanie Salas.