Repunte de casos de COVID-19 destaca importancia de vigilar

KEN MORITSUGU, GEIR MOULSON y MENELAOS HADJICOSTIS
1 / 2

CORONAVIRUS

Gente con mascarillas para combatir el contagio del coronavirus se reúne ante un hospital para pedir información sobre pruebas del virus en Beijing, el lunes 15 de junio de 2020. (AP Foto/Andy Wong)

BERLÍN (AP) — Las naciones europeas reabrieron sus fronteras el lunes luego de un confinamiento de tres meses a causa de la pandemia de coronavirus, aunque los viajeros internacionales siguen sin poder ingresar y todavía había mucha incertidumbre en torno a si los europeos querrán viajar fuera de sus países de origen.

También hubo reaperturas en México y Brasil a pesar de que los casos de COVID-19 siguen aumentando en las dos naciones más grandes de Latinoamérica, donde las autoridades han tenido problemas para manejar el efecto de la pandemia en sistemas de salud que ya eran débiles.

En Estados Unidos, el vicepresidente Mike Pence alentó a los gobernadores a destacar las “buenas noticias” en torno a las labores para combatir el virus, pese a que varios estados están reportando un aumento de infecciones, que podrían intensificarse a medida que la gente regrese a trabajar y salga durante el verano.

La necesidad de una vigilancia constante se hizo patente cuando China, donde se detectó el nuevo coronavirus en diciembre, tomó medidas para contener un brote en la capital Beijing.

El director de la Organización Mundial de la Salud Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que se han reportado más de 100.000 casos confirmados de coronavirus a nivel internacional cada día en las últimas dos semanas, y que los países que han frenado las transmisiones “deben mantenerse alertas ante la posibilidad de un resurgimiento”.

Tedros apuntó que tomó más de dos meses alcanzar la marca de 100.000 casos reportados, ahora una norma diaria. Todos los días, casi tres cuartas partes de los casos nuevos provienen de 10 países, principalmente del sur de Asia y del continente americano, señaló.

En tanto, Alemania y Francia eliminaron los controles fronterizos casi dos semanas después de que Italia reabrió sus fronteras. Y Grecia dio la bienvenida a viajeros de otras naciones europeas sin someterlos a pruebas obligatorias de coronavirus.

Los 27 países miembros de la Unión Europa y otras naciones europeas no tienen previsto recibir visitantes de fuera del continente hasta por lo menos principios de julio y posiblemente después.

España permitió que miles de alemanes viajaran a sus Islas Baleares sin que tengan que ser puestos en cuarentena por 14 días como parte de un programa piloto diseñado a ayudar a las autoridades a evaluar lo que se necesita contra posibles brotes del virus.

En la Ciudad de México, los residentes eran libres de conducir sin restricciones y las estaciones del metro y de metrobús que habían estado cerradas reanudaron el servicio el lunes, como parte de la reapertura gradual de la ciudad de 9 millones de habitantes.

La reanudación de actividades económicas está basada en los niveles de ocupación de camas hospitalarias. Hasta el sábado, la capital mexicana y sus alrededores tenían 74% de sus camas de hospital ocupadas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador alentó a los mexicanos a salir de sus casas y volver a poner en marcha la economía.

En Beijing, donde se rastreó un brote a un mercado que abastece gran parte de la carne y vegetales de la ciudad, miles se formaron para realizarse pruebas. Las autoridades confirmaron 79 casos en cuatro días en lo que parece ser el brote más grande desde que China detuvo en gran medida su propagación hace más de dos meses.

___

Periodistas de The Associated Press en distintas partes del mundo contribuyeron a este despacho.